viernes, julio 27, 2007

The Venezuelan Dream


Si nos remontamos a lo que queríamos ser cuando éramos niños, podríamos concluir que el sueño de un niño venezolano varía dependiendo de si se es chamo o chama. Aunque es bastante simplista este análisis, podríamos decir, en líneas generales, que el sueño de un niño es ser el mejor short stop del país -y por ende del mundo- y jugar en las Grandes Ligas y el de una niña es ser Miss Venezuela. Sin embargo, a esto podríamos dedicarle otro artículo.

El Venezuelan Dream al que refiero, está relacionado, más bien, con el debate de ideas que suscitó el artículo de Jeanjovi sobre el American Dream. En dicho artículo muchísimos de nuestros lectores disertaron sobre su propia interpretación, a partir de la experiencia personal, sobre lo que era para cada uno el Sueño Americano.

Pero ¿Qué es el Sueño Venezolano? Para mí el Sueño Venezolano existía en los años 50 cuando mi papá -al igual que muchísimos inmigrantes italianos, portugueses y españoles- llegó de Italia sin educación, sin dinero y sin hablar la lengua; y echándole bolas pudo levantar una familia y un negocio; lo cual era prácticamente imposible en la Italia de la post guerra.

El Venezuelan Dream estaba relacionado con un sinnúmero de oportunidades que ofrecía la Tierra de Gracia para integrar a los que llegaban, hacerlos sentir venezolanos y permitirles alcanzar un mejor nivel de vida, educación y seguridad para sus hijos. Coño, ¿qué más se le puede pedir a la vida? Ese era el verdadero American Dream. Estaba en el Caribe, con un clima del carajo, y no nos habíamos dado cuenta, ¡que cagada!

Lamentablemente, esas circunstancias ideales pa’ echa’ pa’ lante desde cero se desvanecieron; se fueron a la mierda.

A riesgo de sonar pangola, mi modesto Venezuelan Dream en este momento sería, poder regresar a mi tierra, tener un apartamentico con vista al mar Caribe, estar al lado de la mujer que amo, tener hijos con ella y tomarme un buen roncito en un país libre y democrático, en el que no se me margine por pensar diferente y en el que no corra el riesgo de ser asesinado como un perro. ¿Será mucho pedir?

Y para ti, ¿Cual es tu Venezuelan Dream?

Ciro







15 comentarios:

Francisco dijo...

Ciro,

Subscribo el 100% de posting del día, incluido tu Venezuelan Dream, que de pangola nada tiene.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

que el mico fuese lo que muchos queriamos que fuera, UN PRESO ETERNO!!!!

Anónimo dijo...

cogerme a la negra de los gluteos que pusieron hace tiempo en el blog!

Jeanjovi dijo...

Bueno, mi sueño no ha sido jamás ser Miss Venezuela, nada que ver, primero porque no tengo con qué y segundo, porque prefiero cultivar mi mente, que es lo único que dura toda la vida (cliché, sí, ya sé, pero es la verdad).

Mis antepasados europeos que llegaron a Venezuela fueron mis bisabuelos, que también tuvieron ese sueño venezolano muy bien descrito por Ciro, de hecho, se mantuvo siendo una maravillosa realidad venezolana hasta que tuvo que aparecer el innombrable a cagarlo todo.

Yo jamás había pensado irme de mi país. Tenía un buen trabajo, mal pagado, claro, pero me llenaba, era mi pasión y eso es mucho más valioso que el dinero; tenía mi novio; tenía (aunque los mantengo a distancia) mis panas con los que me iba de rumba, a Margarita, por ahí en la noche caraqueña o en alguna fiesta en casa, preferiblemente revivida por Ciro y su combo, jajajajaja... aunque acabaran con el Etiqueta Negra ;)... ¿qué más? Coño, mi carrito precioso que tanto cuidaba; mi perro; la playa sin que sea verano... En fin, tenía una vida normal y no me sentía incómoda, hasta que pasó lo que pasó...

Ahora estoy muy bien aquí, en mi nuevo país, con la que ahora es mi gente, pero siempre recuerdo con nostalgia aquella infancia, adolescencia y juventud bien vividas, feliz y rodeada de mi gente... No me pondré sentimentaloide, simplemente decir que, de un país que se acabó, de ese sueño venezolano que teníamos todos, solo queda el recuerdo, lo que el macaco despreciable jamás podrá borrar.

He dicho.

Ciro Pepe dijo...

Grancisco,

Gracias por el comentario!

Jean,

Tu carro todavia lo cuida -no tan bien- mi hermano!

Anónimo dijo...

Ciro, tu adjetivito de pangola metido en cada esquina es de lo mas homosexual....

Jeanjovi dijo...

Anónimo: ¿Eso que quiere decir? ¿Que te gusta?

Pope dijo...

el sueNo Venezolano era igual al sueNo Americano, y al sueNo Mexico (preguntenle a los SalvadoreNos) o al sueno Turquia (preguntenle a un Chiprense del lado cristiano), sueNo espaNol hoy (preguntenle a Jean).

Solo uno de ellos lleva el cliche, el titulo de magno como si fuera mejor que los otros. Eso no es verdad, el sueNo X de cualquiera es (era y es) el de ir a un pais en el que pueda surgir, y mis hijos tengan un futuro mejor. En el caso especifico de Venezuela ese sueNo ya no existia mucho antes del dictador. En Venezuela ya era dificil soNar mucho antes de que llegaran estas joyas a ponerle la guinda al trago.

Ciro Pepe dijo...

Tomado del articulo de Eli Bravo de El Universal de hoy sabado 28 de junio:

"En este instante puede que más de un conocido esté jugando con la idea de hacer maletas y no son los únicos: actualmente existen 192 millones de personas viviendo fuera de sus países de origen y la cifra crece al 3% anual. Uno de cada 35 humanos en el planeta es un inmigrante y la globalización sólo acelera este flujo que está cambiando los mapas nacionales con su influencia."

Anónimo dijo...

Pana Ciro, no te conozco pero si eres pana del Pollo eres pana mio, ja.
Me gustaría saber cuantos de los panas se regresarían a esta su tierra si por acá el loco e mierda de Miraflores pasara a ser una historia lejana.
;)
Enrique

Jeanjovi dijo...

Pope: gracias por acordarte de mí, pero mi sueño no es español ni muerta, odio España, mi sueño es catalán, Catalunya no tiene nada que ver ni con España ni con los españoles, es otra cosa muy distinta.

Enrique: en el supuesto caso casi imposible de que desaparezca el macaco, a no ser que algún héroe lo mande al otro mundo pronto, no volvería a Caracas. Mi vida está aquí y para mí, eso sería retroceder.

Anónimo dijo...

Si odias Espana, que carajo haces ahi?? Porque, aunque te duela, Barcelona queda en Espana, les guste o no a ti y a las catalanes. Lastima por ustedes...

Ciro Pepe dijo...

Mi pana Enrique,

Tu pregunta es burda de pertinente; mi respuesta seria que yo me regresaria a Venezuela, aunque no inmediatamente, para tratar de ayudar a recuperar lo mucho que hemos perdido. Aunque, si te soy honesto, eso tambien dependeria de la cuaima que este a mi lado en ese momento.

Jeanjovi dijo...

Anónimo... Ponte a leer historia y después hablamos... No discuto de esas cosas con ignorantes.

Anónimo dijo...

Volviendo al tema, yo si soñaba con ser Miss Venezuela pero ese sueño se esfumo rapidito cuando cumplí 15 años y me di cuenta que era mas bajita que todas mis compañeras de estudio.

Jean: toda mujer que mida mas de 1.70 m puede ser Miss Venezuela porque esas tipas estan todas hechas.