miércoles, marzo 06, 2013

El Legado de Hugo Chávez

Hablar del legado de Hugo Chávez es sumamente complicado, no sólo por lo confuso de la ideología que profesaba, sino por lo polarizante de su personalidad. Pero indudablemente que, para bien y para mal, su huella será imborrable en la historia venezolana.

Entre las cosas positivas que se pueden rescatar de Chávez, está el empoderamiento de los pobres, las misiones y el lograr un mayor acercamiento entre la mayoría de los países latinoamericanos.

El empoderamiento de los pobres y marginados, si bien más en lo retórico y en el imaginario colectivo que en la práctica, es un logro innegable en estos 14 años. Les hizo creer a los marginados que con la retórica sobre la lucha de clase y la pobreza, los estaba sacando de esta condición. Y se lo creyeron, aunque en la práctica los estaba condenando más que nunca a esa condición de pobres, al hacerlos más dependientes del petro-estado.    

Las misiones, a pesar de todas sus corruptelas y fallas, quizá sea uno de los pocos legados tangibles de su llamada Revolución Bolivariana; tan es así que sus contrincantes en los dos procesos electorales en los que se reeligió -Rosales y Capriles- prometieron que continuarían y profundizarían estos programas sociales dedicados a la salud, la educación y a la vivienda.
Hace diez o quince años los países latinoamericanos deambulaban dispersos por el concierto de naciones; la retórica de Chávez hizo que se creara una alianza, forjada principalmente en lo ideológico y en la sobrevivencia política de sus miembros, entre una cantidad respetable de países latinoamericanos, para actuar con una sola voz y sola visión en los foros internacionales. Si bien estas alianzas retóricas tienen muy poco de concreto, no se puede negar que ahora Latinoamérica se ve como un bloque, relativamente, coherente.

El legado de las cosas negativas puede ser infinito; pero nos limitaremos a cuatro de los peores: el odio que sembró entre los venezolanos, el hacerse la vista gorda con la delincuencia, la destrucción de aparato productivo nacional y la corrupción rampante.  
Antes de la llegada de Chávez al poder, la gente se peleaba o discutía por diversos motivos; el beisbol, la política, la religión, etc. Pero desde que Chávez impuso el odio como parte de su agenda política, los venezolanos no nos podemos sentar a discutir en una misma mesa si tenemos posiciones diferentes, sin llegar a la violencia física o verbal. Ya no hay diálogo con el diferente, sino monologo con nosotros mismos.

Venezuela es uno de los países más violentos del mundo con más de 100 mil asesinatos en los últimos 14 años, desde que el presidente Chávez, en la primera semana en el cargo en 1999 dijo que quien robara por necesidad tenía una justificación entendible. Existen teorías de la conspiración que mencionan que la falta de políticas públicas para combatir la violencia, por parte del gobierno, están orientadas a atemorizar a la clase media -¡y como lo han logrado!- para que vaya emigrando del país y quedarse con los pobres que son los que producen resultados electorales favorables para el mal llamado Socialismo del Siglo XXI.

Como parte de la retórica socialista y anticapitalista, basada en la política de expropiación, invasión, desincentivo a la inversión privada y estímulo de las importaciones; el aparato productivo está casi totalmente destruido. Hoy en día Venezuela sólo produce petróleo –y a unos niveles mucho más bajos que en 1999- e importa esencialmente todo, desde lo que comemos, hasta lo que usamos para limpiarnos el trasero. Ahora somos una gran economía de puertos, haciendo ricos a los empresarios chinos, rusos, iraníes y brasileños; en detrimento de los empresarios venezolanos.
Por último, quizá la mayor paradoja del legado de Chávez, sea que el Comandante-Presidente dio un golpe de estado contra el poder legítimamente establecido en 1992 con la excusa de acabar con la corrupción y 14 años más tarde, lo único de lo que puede jactarse el chavismo es de que Venezuela está en el tope de la lista de países más corruptos del planeta. Donde se ha creado una nueva clase, la boliburguesía, que se ha apoderado de la mayor cantidad de recursos que se ha generado en la historia del país, gracias a sus contactos revolucionarios y socialistas.

¡Descansa En Paz, Hugo!
Ciro    

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente!

Anónimo dijo...

Buen artículo!

El Pollo dijo...

Muy bueno Ciro !

Diosdado dijo...

Pudrete en el infierno maldito chavez

Anónimo dijo...

Excelente artículo Ciro

Anónimo dijo...

Mi Ciro te botaste!

Pero te faltó comentar dentro de lo negativo que el pana negociaba con PRANES! gracias a su negociación con los amigos, fue que cesaron los balazos locos cuando los peos de la Planta!

Me gustó mucho una vez, en tus reflexiones globoxeras, hablabas de la empatía de los jóvenes ¨rebeldes¨ bolivarianos, de esta generación, con los militares. Y ese también fue otro punto negativo del cual disertar, por que si bien es cierto que en los 80-90 luchabamos contra la bota militar, ahora la nueva promesa juvenil social, aplaudía la opresión militar impuesta por Chavez, hacia los jóvenes que estaban en contra del sistema socialista, mejor conocidos como ¨manitos blancas¨ mientras que los peluos, rastafaris socialistas, podían hacer los que les viniera en gana, una división injusta, opresiva y jalamecate por parte de éstos últimos.

Besotes Mi Ciro!

CED

Anónimo dijo...

Absolutamento de acuerdo. Creo que resume lo que pensamos los que no estábamos de acuerdo. Valdría la pena preguntarle a un chavista...

Ale

Anónimo dijo...

Buenísimo!

Balanceado, lo deberias mandar a algun medio

JV

Anónimo dijo...

Buenísimo Ciruela
Sólo te falto que le quito la independencia a las Instituciones del estado (Tribunal Supremo de Justitia, Banco Central, PDVSA, CNE, etc). Por eso es que ese dicho "muerto el perro se acabo la rabia" no aplica en Venezuela, porque todo el aparataje gubernamental esta dispuesto para los designios de PSUV (llámese Nicolás o Diosdado).

Anónimo dijo...

Ciro, te falto decir que su último legado fue dejarnos al Profesor Jirafales como heredero!!!

Mujer libre dijo...

Yo no estoy feliz que Chavez haya muerto, pero si lo estoy con el hecho que ya no sea presidente. El problema es que lo mantuvieron presidente hasta muerto y lo mantuvieron en secreto, tracaleando firmas con el visto bueno de la Corte Chavista de Justicia. Pues bien, al el no querer dedicarse a curarse o estar mas tiempo con su familia y al estar el gobierno escondiendo su tragica enfermedad... se murió siendo presidente. Y siento un alivio por no verlo más en la silla (aunque me duele por sus hijas)... Y chavistas no me importa que Maduro nos vaya a meter el guevo duro, etc, etc, etc... total ya Chavez aunque lo pongan en afiches, altares y lo tengan en mente... YA NO ESTA Y ESO SI ME TIENE FELIZ !!!!!!!

Anónimo dijo...

Buen articulo. Subiste el promedio de bateo a .400.

No veo nada positivo en HCF. Sin la chequera y un microfono infinito ese bicho habria quedado como Lusinchi. El año proximo veras que el gobiernontodavia andara invirtiendo en una inmortalidad que se desdeñara. Sera un populista mas de latinoamerica.

Por mas que intentes ser equlibrado, HCF, puro y simple, polarizo y dividio un pais que, por simplon y bonachon, solo ha sabido distinguir Caracas del Magallanes. Esto es imperdonable enimborrable.