martes, febrero 03, 2009

Test Drive: Bugaboo Bee Vs. Quinny Buzz

El mercado de los productos de bebés es uno de los más grandes en el mundo. Los productos de bebés vuelan de los estantes tanto o más que los de adultos. Los mayoría de los padres pueden aguantarse a la hora de comprarse un par de pantalones o zapatos, pero cómo puedes decirle no a unos zapatos de bebés de lo más cuchis ? Cómo puedes negarte a comprar un producto que va a hacer de los primeros meses de paternidad un poco más cómodo?


En la actualidad los mejores diseñadores trabajan pensando en hacer los productos existentes e innovaciones lo más funcionales posibles. Los coches ("strollers") básicamente no han cambiado mucho en 100 años (tienen ruedas, asiento, manubrio, cesta), pero basta con salir a la calle de una ciudad con cierto nivel de seguridad (no de Caracas por supuesto) y verán padres empujar los coches más espaciales con sus bebés y niños adentro. En el grupo de los coches con 3 componentes (moisés, armazón del coche y el asiento) el Bugaboo Cameleon es el rey.


Bugaboo (compañía holandesa, para orgullo de mis panitas Verkaik) subió la barra de calidad y diseño con sus modelos Frog y Cameleon (Sex and City los hizo famosos en el imperio). Esta compañía logró ponerle a sus coches precios de al menos $700, excelente y llamativo diseño (como dice una amiga "provoca comprarlo para ir a hacer las compras del supermercado"), peso liviano "imposible" y los venden como arroz. Si le compras accesorios adicionales y le sumas el impuesto prepárate a pagar una luca (1000 dólares). La edición del Cameleon de Neiman Marcus cuesta $1200 sin contar los impuestos. Una normal unos $880. El Frog y el Cameleon son los mejores coches, -los más caros también-, y son los modelos más recomendados por el libro Baby Bargains (Denise and Alan Fields). Este libro se basa en recomendaciones a los productos de bebés de los mismos padres.


Pero todo no puede ser perfecto. Ambos, el Cameleon y el Frog son muy caros. Por $400 se puede conseguir un muy buen coche. No quiero entrar en discusiones en si vale la pena comprar un coche de este nivel porque si bien es cierto que un coche uno lo usa intensamente por unos 3 años (tal vez no valga la pena gastar tanto), también es cierto que un bebé es un milagro y la gente tiene derecho a vivir esa etapa dándose todos los gustos. Otra desventaja de estos coches es que para guardarlos hay que quitarles las ruedas para que queden bien plegados. Si bien la manera de desarmarlos es facilísima, hacerlo varias veces al día puede hacer de esta tarea un proceso tedioso.


Sin embargo, Bugaboo, compañía de perfil global, se preparó para este nicho (es un poco más barato) y sacó el modelo Bee que es más compacto, tiene excelente diseño y se repliega ahora en una sola pieza.

Pero en este mercado como en muchos otros, la competencia te pisa los pies en poco tiempo, reacciona a los cambios y sacan sus nuevos modelos para "robar" una rebanada de esa torta de dinero.

Bugaboo tiene en el Quinny Buzz uno de sus mayores competidores. Baby Bargains le da también la más alta puntuación y por supuesto, lo recomienda.

DeCualquierVaina no se conformó con el libro y decidió hacer por medio de este servidor las pruebas a estos dos coches. Es decir, los ruleteamos como se debe.

El pana Caucho me dijo que lo más importante es buscar un coche que satisfaga a los papás. Es decir que tenga "cesta", que el asiento se saque para lavarlo, que las ruedas tengan freno y se puedan bloquear de modo que no giren, que sea de fácil manejo, que se replieguen, que duren y sean livianos. A pesar de las recomendaciones del pana con respecto a la comodidad de los padres también tomaremos en cuenta que el asiento del bebé se recline (excelente para los bebés recién nacidos hasta 6 meses que se la pasan durmiendo), que tenga barra frontal (protección adicional al cinturón de seguridad), suavidad del colchón, sistema de suspensión y ruedas (sin son dobles amortiguan más) y protección contra los elementos.

Para hacer esta prueba fuimos a la tienda Buy, Buy Baby (en Springfield, Virginia) donde se pueden probar, bastante bien, casi todos los productos que venden. Luego de un par de horas intentando conocer todas las funciones de estos dos coches, comparándolos detalladamente y con la ayuda de un vendedor pudimos recolectar suficiente información para que el lector haga una compra informada.

Quinny Buzz

Quinny es una compañía holandesa (para variar) que fue comprada por Cosco (no Costco !) y luego de varios diseños no muy buenos sacó en el 2007 el modelo Buzz (3 ruedas) que fue un éxito en ventas en el mercado de los coches de bebés. Para el 2008 sacaron el Buzz de 4 ruedas (el cual no probamos porque no estaba disponible en el momento en que empecé a escribir este artículo).

A pesar de que se ve relativamente grande, el coche pesa sólo 18 libras (unos 8 kgs). El asiento se puede separar del armazón del coche, pero para replegarlo no es necesario quitarlo (es una ventaja con respecto a otras marcas). El Buzz se repliega totalmente en una sola pieza pero no de manera muy compacta.

El Buzz es una especie de triciclo pero en el eje delantero tiene 2 ruedas pequeñas lo que le da una estabilidad decente para ser un triciclo. Esta rueda puede bloquearse de modo que el coche no gire. La ruedas traseras son más grandes y tienen un freno que se aplica pisando un pedal en la rueda trasera derecha. Lo bueno es que frena las dos ruedas pisando un sólo pedal. En la rueda izquierda esta el pedal para quitar el freno de las dos ruedas (es bastante cómodo). Las ruedas traseras pueden inflarse lo cual da cierta flexibilidad en la amortiguación.

A pesar de que el coche es relativamente ancho, el hecho de que sea triciclo ayuda la maniobra y al paso por sitios angostos. Sin embargo, en algunos restaurantes con poco espacio era prácticamente imposible pasar entre las sillas sin darles un toquecito con el coche.

El asiento se reclina totalmente y se puede colocar mirando hacia adelante o hacia la persona que empuja el coche. El asiento tiene bastante comfort (buen grosor sin ser duro) y es de neopreno. Esto lo último lo hace fácil para lavar pero es medio caluroso. No me imagino pasear un bebé en un día de 30 grados en ese coche (se sancocha !). Para sacar el asiento basta con apretar dos botones laterales y halarlo. Si se aprietan y se inclina el asiento se puede dejar en dos posiciones, sentado y acostado.

El coche viene con una viscera para proteger el bebé del sol. Su instalación puede ser complicada la primera vez. Esta no es muy larga y tiene una especie de "quemacoco" (sunroof) para poder ver el bebé a través de la viscera del coche.

Este coche viene con una pequeña "cesta" en la parte inferior. No caben muchas cosas pero ayuda en algo a quitarle peso a la pañalera.

El Buzz viene con unos adaptadores para colocarle, en vez del asiento, un porta-bebé. Entre las ventajas está que es muy fácil colocarlo y sacarlo. Entre las desventajas está que no permite otro tipo de porta-bebé que no sea el modelo Mico de la casa "maxi-cosi" (http://www.maxi-cosi.com/maxicosi/productindex.aspx?id=14&language=us-en). En el imperio, si tienen suerte al comprar el coche pueden conseguir rebajas de hasta $100 dólares en este porta-bebé. El "maxi-cosi" sólo se puede poner en una sola posición, de frente al conductor de Buzz.

Una de las cosas que más me gustaron de este coche es el despliegue del Buzz. Tiene en el manubrio (el cual se alarga o se enconge con solo tocar el mismo botón con que se repliega) un botón que al tocarlo hace que el coche se levante automáticamente del suelo. Si usted lo baja de su auto y no quiere agacharse, lo único que debe hacer es darle con el pie a la palanca. Para plegarlo, usted debe colocarse en la parte frontal del coche apretar los dos botones que tiene al frente, al mismo tiempo, y empujar hacia abajo y hacia usted. Como es un "doble" movimiento al principio puede ser difícil y tedioso compactarlo. El Buzz puede plegarse con el techo puesto, pero no con el asiento horizontal. El asiento debe estar siempre en posición vertical para plegarse. El Buzz no puede plegarse tampoco si tiene el porta bebé puesto. La idea es que la base del porta-bebé esté en el carro y usted mueva el "maxi-cosi" completo (sin sacar al bebé) del coche al carro.

El Buzz tiene una barra frontal que da protección extra al bebé. Esta es fácil de poner y sacar y es acolchada. Otra de las características que tiene es que el "descansa pies" se puede colocar de manera que el coche "crezca" junto con el niño.

El Buzz viene adicionalmente con un componente que se engancha a través de un cierre (zipper) a la viscera del coche y también a la barra frontal de protección del bebé que protege al bebé contra vientos laterales. Incluído en el precio de compra, viene un protector de lluvia que cubre por completo al coche pero deja espacio a que entre aire por debajo.

El diseño del Buzz es muy llamativo a la vista y viene en 6 colores.

Si quieren hagan click aquí para ver el video (http://www.buzz.quinny.com/video.html).

Bugaboo Bee

Ya hemos dicho que Bugaboo es la empresa que lleva la vanguardia en coches de bebés. Todas las compañías han tratado de copiar de una forma u otra los coches de esta compañía tulipán.


Bugaboo sacó el Bee al mercado, para ofrecerlo a esas personas que tienen que montar el coche con frecuencia en la maleta de un carro y no pueden estar ensamblando las dos piezas que tienen el Frog y el Cameleon a cada rato. También para aquellos que buscan el coche más manejable por su tamaño y que permite crecer con el crecimiento del bebé.

El Bee es un coche super ligero (sólo 17 libras, un poco más de siete kgs) que se repliega fácilmente y de manera muy compacta.

Lo primero que llama la atención de este coche es lo pequeño que es. Básicamente cabe en todos lados. Basta con ponerlo al lado de otro coche para ver la diferencia. Véanlo al lado del Quinny Buzz.

El Bee es convencional, tiene cuatro ruedas (las dos de adelante giratorias) llenas de una especie "goma-espuma". El coche tiene un sistema de suspensión individual (unos 15 cm) que permite darle mayor comodidad a cada paseo que se haga. Sin embargo las ruedas no son inflables, son de goma lo que le da un poco de dureza comparado con otros coches de ruedas inflables.

El Bee viene con una viscera super grande que prácticamente puede cubrir todo el bebé del sol, aún cuando el sol este bajo en el horizonte. Lo único que hace falta es una ventana para poder ver al bebé.

La silla del Bee tiene un colchón no muy grueso. Es firme por lo que no sé si afectará la comodidad de un niño. El respaldar tiene 4 ángulos, algo no tan común en otros coches. Simplemente apretando un botón en la parte trasera de este se puede reclinar. La silla del asiento se puede subir y bajar fácilmente (bueno para cuando el chamo crece) para acomodarse al largo del tronco del bebé o niño.

El Bee se adapta al crecimiento del niño. Para los primeros meses permite instalar un porta-bebé, pero el accesorio que permite hacerlo hay que comprarlo aparte. Lo bueno, es que ese accesorio sirve para varias marcas y modelos.

Para cerrar el coche se necesitan de dos manos. Se debe posicionar delante del coche apretar el botón de la derecha, deslizar ambos botones hacia arriba y este se irá al piso. Es importante, hacerlo frente al coche. Si intentas cerrarlo desde atrás prácticamente se hace imposible. Para abrirlo basta tomarlo del asa de atrás, poner el pie en el pedal inferior y halar. Con una mano puede abrirse.

Con respecto a los colores el Bee ofrece una gama super amplia de colores, opción que no ofrece ninguna marca.



Conclusiones


Me pareció el Bee un coche super funcional y el hecho de que permite colocar un asiento de bebé lo hace casi un tiro al piso. Si bien es cierto que el asiento no es muy cómodo, también es cierto que un chamo se duerme encima de un catre cuando tiene sueño. El Bee es super maniobrable, por lo que se lo recomiendo a cualquiera que tenga problemas con los tamaños de los espacios donde vive, camina y recrea.

El Buzz es visualmente más coche, es más cómodo para el bebé, la amortiguación es excelente. Le puedes poner sólo un tipo de asiento de bebé (los maxi-cosi que son excelentes), pero el adaptador va incluído en el precio. Unas desventaja que tiene, es que hay que lidiar con el ancho del coche cuando las puertas son angostas y con los espacios reducidos. Si este no es tu caso, te recomendamos el Quinny Buzz sin discusión. Además tiene más accesorios incluídos por un precio de sólo $20 más que el Bee.


Ahora si, a pasear esos bebés !!!


Así sea en "dodge" patas.


El Pollo







13 comentarios:

Anónimo dijo...

Cómo ha cambiado este blog... Extraño los tiempos de Roxanita.

quesoman dijo...

culos culos culos!!!

Anónimo dijo...

Review de coches de bebe?... Y para los papas cuando llega el "review" de la comioneta CRV?

Anónimo dijo...

Botaron la bola...
DCV ya nunca volverá a ser lo que era ;(

TLD

Priss dijo...

Pollinsky,

Muy buen análisis. Pero cuando el chamo tenga año y medio me vuelves a contar, que quiero saber si los coches siguen cumpliendo su objetivo. A nosotros nos pareció excesivo gastar tanto en el coche, porque con los tres accesorios se nos montaba en 1000€, eso sin otras necesidades (paraguas, burbuja, nordico, etc. etc.). Por lo tanto compramos uno por la mitad de precio con todo (Jané). Quedamos muy contentos con el coche, y nos parecía que mis amigas exageraban cuando decían que en lo que el chamo caminara tendríamos que comprar uno tipo paraguas. Pero efectivamente, al año compramos uno de esos paraguas de 60€ que son livianísimos, ocupan mucho menos, son mucho más frescos, más amplios y para viajar son lo mejor.
Hoy en día tenemos 2 coches, el chimbin para el verano y el mejorcito (no llega a lo fashion del Bugaboo) para el invierno. Y siempre me hago la misma pregunta, ha sido buena la decisión o el fashion realmente vale para todo el tiempo (económicamente sigue siendo la mejor decisión).

Pope dijo...

Bien pollique, entiendo tu "review" pero luego de 4 años (solo 2 empujando coche) de morochos yo te puedo decir que como dijo Caucho, mi recomendación para unos padres novatos es (1) que el coche tenga cesta y facilidad para cargar con todo lo demás, (2) que sea liviano. Este ultimo fue para nosotros muy importante ya que eran dos chamos.

El italianismo Peg-Perego resultó ser el coche de gemelos mas liviano del mercado.

Lo del precio es importante, pero como todo en la vida depende del cristal con que se mire. A mi me parece una locura gastar ese dineral en un coche, pero para muchas otras personas hay una necesidad oculta que debe ser llenbada "la apariencia".

De alguna manera el coche es un simbolo de status, a la final no muchas personas pueden comprar el de $1000.

Por ultimo, casi todo el mundo sufre de lo que yo llamo, "El Sindrome de Subjetividad por Propiedad" (SOS por sus siglas en Ingles), este síndrome consiste en creer que todo lo que uno compra es lo mejor, o su colorario "yo no voy a ser el unico pendejo que compro esto".

Casi todo el mundo lo sufre, en grados y medidas por supuesto.

Pregúntale a un pana que piensa de su carro. Pregúntale a otro que piensa de su teléfono celular. Pregúntale a otro que piensa del coche de su hijo. Mientras mas caro sea el articulo, casi siempre mas duro pega el síndrome.

Cuando fue la ultima vez que alguien te dijo, "el Porshe que me compre es una mierda" :)

Saludos

Anónimo dijo...

Comparando con los coches de los grandes, si tienes el dinero compra un Lexus, si no un Toyota que igual te da calidad y funcionalidad

Anónimo dijo...

Tocayo,
La camioneta CRV es para las Mamas
Anonimo

El Pollo dijo...

Gracias por sus comentarios !

A los anónimos:
El CR-V es carro de macho ! jejeje



Priss,

Eso es lo bueno del Bee, que no necesitas el Paraguita, ya que es bien compacto.

Ahora bien, un paraguita cuesta en el imperio $19.99... al menos antes de la recesión !

Ami me regalaron el Quinny Buzz y es excelente, sobre todo porque por donde ando hay aceras adoquinadas con ladrillos y los cauchos inflables son excelente. Ojo, repito, estos no cuestan los casi $900 que cuesta el Bugaboo cameleon... estan bajo $600...

Para viajar me compre un porta carseat (unos $70) que se pliega chiquitito y le puedes poner practicamente cualquier carseat. Ruda buenísimo y es la solución si viajas con bebé o si no sabes todavía antes de los 6 meses que coche quieres. Es excelente, tal vez debería escribir de el. Me dio lástima meter el Quinny en el avión. De hecho en Maiquetia se enredó el porta carseat con otro coche en la salida de la cinta y se dieron unos cuantos carajazos y sufrió unos raspones.

Con respecto a si tomaste una buena decisión, lo único que te digo es que disfrutes tu coche.

Yo creo que si me compraré un paraguita a futuro.

Lo que he leído de los Gracco y demás coche en este nicho ($100-$300), es que son pesados y no duran 2 bebés. Claro, el Estadounidense los trata a coñazos. Tengo unos panas que cuidan full sus cosas y tienen su Graco como una tacita de porcelana.

Pope,

Tu no caes en esta categoría, al menos que los coches sean individuales. Te puedo decir que estos dos coches eran para el 2008 los más livianos de los de 3 piezas, así que menos pesado que estos no ibas a conseguir. Lo bueno de Quinny Buzz es que casi te da lo de los Bugaboo de casi $900 pero a menos de $600.

Te puedo decir que tengo panas que tienen BMW y otros carros arrechísimos (como la CR-V) y me dicen lo malo del carro. Yo compré una Marin Quake 7.0 (bicicleta) y te digo que los cambios eran una mie...

Consumer Reports y este libro de objetos de bebés no sólo basan sus puntuaciones en lo que dice la gente sino que también los prueban. En mi caso fuí a probarlos para que la gente no los compre solo por ver el videito de ambos en los sites... que por cierto ninguno lleva bebés !!!!!

Apariencias? Pope, no parecen vainas tuyas, los lectores de decualquiervaina son todo boliburgueses y pitiyankees... jejejejeje Digalo allí Ciro

Saludos

Priss dijo...

Pollinsky

Los Gracco eran los más usados antes en Caracas y a mi particularmente nunca me han gustado, son demasiado grandes y pesados.

Nosotros el Bugaboo lo descartamos de una por varias razones: el precio, lo del maxi-cosi (por mucho menos tuvimos otro de igual calidad y le duró poco, porque el chamo es grande), no le ibamos a dar el uso que corresponde (playa, campo, aceras intransitables, etc.), la cesta me pareció muy pequeña comparada con los otros y esteticamente tampoco me gustaba mucho. Después de comprar el coche actual (no es tan liviano como los que dices, pero les pisaba de cerca en ese año y además se pliega muy bien), vimos el Quinny y ese me gustó mucho (lastima, el dinero ya estaba invertido y en uso).
El paraguas lo compramos para el primer viaje en avión y resulta que al chamo le gusta más. Como ya dije, aquí hay de 60€. Sin embargo, yo compré el más chimbin del automercado 17€ y el bichito ha resistido un montón. No creo que el chamo lo utilice más allá de los dos años.

Espero que lo saquen a pasear mucho y disfruten del paseo.

Emma dijo...

Perdon mi castellano pero querria contar que esas dos coches de bebe tambien son muy popular en Inglaterra. Especialmente el Buzz, que tiene un estilo distincto a la mayoria que podemos encontrar aqui.

Una cosa que no vi en tu 'review' es que el cabriofix silla para carro www.maxicosicabriofix.org.uk funciona con los dos. Esa silla ha ganado muchos premios aqui.

Por mi parte, parece que los empresas con mas estilo son de holandia, como quinny, bugaboo y maxi cosi. Talvez en eso debo contar 'Jane' de espana tambien. Otra vez disculpe mi castellano por favor.

DeCualquierVaina dijo...

Gracias Emma,

No hablé del Cabriofix porque no lo venden en USA. No lo he visto en ninguna tienda, ni en el Web Site. Gracias por tus comentarios.

Olivia dijo...

Nosotros nos decidimos por el carrito Quinny Buzz, sobre todo por precio. Es muy práctico y el diseño me encanta.

Un saludo!