viernes, mayo 04, 2007

Back To The Future


Reino Imperialista Socialista Bolivariano de Venezuela, 3 de mayo de 2027

Gumersindo: ¿Cómo está tu viejo?

Raimundo: Ahí, con sus achaques; sigue con el cuentito de que las vainas eran mejor antes.

Gumersindo: ¿Cómo que mejor? Si el hombre nuevo ahora es más feliz…

Raimundo: Sabes, la mariquera esa de que en el barrio uno jugaba lotería tres veces al día, había caballos los fines de semana, se jugaba béisbol de octubre a enero, había un canal que se llamaba RCTV con programas de pinga, no se hacía servicio militar obligatorio, la caña era legal, existía la UCV, había tolerancia, la gente era alegre, servían los teléfonos, había internet, no se iba la luz, había bancos, teníamos petróleo pa’ regalar, había una cosa que se llamaba sector privado y no teníamos rey.

Gumersindo: Tú me vas a perdonar, Rai, pero tu papá es un fascista tarifado del imperio; no lo denuncio porque es tu viejo…

Raimundo: Sí pana, no me lo recuerdes; yo lo que le digo a los inspectores cuando vienen a pasar revista es que está soyao. Y ahí el viejo empieza con la vaina de la dignidad y tal, pero lo dejan tranquilo por lo loco que está.

Gumersindo: Tu papá está quedao en la nota capitalista salvaje. Eso es muy común de la gente del siglo pasado, a los que les inculcaron los antivalores que nuestra sociedad socialista deslastró.

Raimundo: Sí, mi papá no quiere darse cuenta -de hecho, creo que la CIA le paga- que el desarrollo endógeno, la equidad social hacia abajo, la represión, la falta de libertad individual y la disciplina militar era lo que este país necesitaba para crear al hombre nuevo.

Gumersindo: Sí brother, yo estoy feliz porque cerraron la universidad y ahora estoy en el conuco sembrando yuca; eso de educarse en carreras elitescas es traición a la patria.

Raimundo: Eso es lo que yo digo, yo prefiero sembrar la yuca.
¡Yuca o muerte!

Ciro

23 comentarios:

Priss dijo...

Que bueno está JAJAJAJAJA. Guardalo, que creo que vamos a tener que enseñarselo a nuestros hijos del 2027.

Anónimo dijo...

Gumersindo: anda a comprar leche.

Raimundo: no loco, no me alcanza, solo tengo 20 chavezes...

Anónimo dijo...

y pensar que estamo así por el chavez-e' güevo

Anónimo dijo...

uh-ah

Anónimo dijo...

uh ah, te cojo por detras!

Anónimo dijo...

ah-uh me dolio

Jeanjovi dijo...

¿Qué pasó con la UCV?
Sorry, pero es que no me entero de nada, en parte porque lo prefiero, pero coño, esto fue un golpe bajo, mi uni!!!

Anónimo dijo...

Lo mas lamentable, Jean, es que todavia no ha pasado pero va a pasar como con todo: hay que controlarlo a como de lugar. Y no pasa nada, imaginate que cerraron la Polar y nada pasa; en este pais como que nos gusta la bota.

QUE DESGRACIA!!!

Anónimo dijo...

¿cerraron la Polar? no puede ser!!

Anónimo dijo...

Cerraron la Polar por tres dias por problemas "tributarios"

Anónimo dijo...

Cada vez que voy a mi Venezuela encuentro que algo ya no existe y me da tanta tristeza.

Jeanjovi dijo...

Por eso ya no quiero volver, ni de visita... Las pocas veces que he ido me he encontrado con un país destruido y con mi gente (entiéndase familia, panas y no tan panas) amargada, sin ilusión, derrotada, resignada, quejándose todo el tiempo... Es decir, que este macaco acabó con el país y con el espiritu del venezolano...
Lo peor es que siguen votando por él.

Ciro Pepe dijo...

Es una lastima oir estas cosas que siente la gente sobre nuestro querido pais.

Espero que este cuento solo sea eso; un cuento de ciencia ficcion.

Anónimo dijo...

Si es una lastima escuchar este tipo de cosas. Pero a pesar de todo no logro desprenderme de mi país. Tengo una relación sadomasoquista con Venezuela, me muero de tristeza cuando voy pero no puedo vivir sin verla.

Jeanjovi dijo...

Pues yo no, nada que ver. No sé si sea bueno o malo, pero "es lo que hay".

Javier dijo...

Yo pienso igual que Jeanjovi, despues de 12 años "auto-exiliado" solo mi familia me ata a Venezuela. Lamentablemente, Ciro tambien tiene razon :(, da lastima que un pais tan bello se este destrullendo y ya no valga nada.

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo con los que dicen que nuestro país no vale la pena. Ciertamente, tiene muchos problemas y antes de que me caigan encima no soy chavista. Pero pienso que Venezuela es tan mía como de cualquier chavista.

Ahora, yo me pregunto: si ya no tienen ninguna atadura con el país, ¿por qué se meten en un blog venezolano?

Jeanjovi dijo...

Pues mira, te explico...
Que yo diga que nada me motiva a volver a Venezuela no quiere decir que deje de ser venezolana, ni cuando me den la nacionalidad española dejaré de ser venezolana, una cosa no tiene nada que ver con la otra.
Afortunadamente, uno no puede escoger dónde nacer, pero sí donde vivir y yo vivo en donde quiero y en la ciudad que me gusta.
No entiendo tu sugerencia, pues en Internet hay una infinidad de blogs sobre mil temas y yo entro y participo en este porque es de mi gran pana Ciro, porque me gusta, porque es interesante y porque me da la gana.
He dicho.

Ciro Pepe dijo...

Mi pana Jean,

Tienes absoluta razon; nadie puede quitarle el derecho a uno de sentir lo que le de la gana por su pais, ni tampoco, el derecho a opinar sobre las cosas que le duelen porque uno viva o deje de vivir alli.

Ademas es muy facil criticar a los que estan afuera sin saber lo duro que es ser inmigrante.

Y por supuesto, estoy de acuerdo con el anonimo que dice que Venezuela vale la pena a pesar de; y me niego a entregarsela a los que se creen con el derecho divino de imponernos su fucking vision del mundo!

Jeanjovi dijo...

Salí de Venezuela hace casi 6 años porque estaba envenenada de odio e impotencia y en ese entonces las cosas no eran ni parecidas a como son ahora.

Quizás la gente que me juzga porque no tengo apego a mi país se sorprenda al saber que el día que ganó el macaco -las primeras elecciones- lloré sin parar por varias horas porque vi una decadencia inevitable y para más colmo, legítima; vi cómo los propios venezolanos estaban lanzando por un barranco a todo el país y no pude soportarlo, me dije a mí misma "se acabó Venezuela".

Quizás porque quiero tanto a mi país es que estoy fuera de él. Prefiero recordarlo como era antes. Como cuando un familiar se muere, es mejor recordar lo bueno de cuando estaba vivo y agradecer haberlo disfrutado tantos años.

Y que no me venga nadie a decir que tenía que quedarme para salvarlo, basta de utopías, que "una golondrina no hace verano". Que el primero que dijo "yo me quedo en Venezuela porque yo soy optimista" (Carlos Baute) fue el primero en picar cabos y en salir como corcho de limonada (¡ay, se me salió la edad!)

Anónimo dijo...

Cada loco con su tema! Pero para mi desprendimiento es arrancar de cuajo a esa persona o asunto de tu corazón. Por ejemplo, cuando he terminado con un novio por la razón que sea, lo primero que hago es dejar botar regalos, cartas o cualquier cosa que me recuerde al susodicho.

Yo conozco gente que vive afuera que si están totalmente desprendidos, a tal punto que ni siguiera saben quien es el gobernador o alcalde de la zona donde vivían y algunos llegan al punto de hablar español con acento.

Anónimo dijo...

Para mi el verdadero amor es incondicional. Si un familiar muy querido está enfermo, no lo puedo salvar pero al menos puedo estar a su lado brindándole amor.

Jeanjovi dijo...

Pero yo te hablo de un MUERTO.