viernes, noviembre 17, 2006

Qué es ser cuaima?

En el artículo anterior sobre qué es ser venezolano, hubo muchos comentarios que expresaban una gran cantidad de adjetivos para calificarnos como venezolanos -sobre lo que ahondaré en un próximo artículo-, pero me llamó la atención uno de los comentarios en particular, que se refería a las venezolanas y venezolanos como cuaima. Y me pregunto, aunque parezca tonto preguntárselo, ¿qué es ser cuaima?

Según el diccionario de uso de la lengua española de María Moliner, cuaima es: (Venezuela) (1) Serpiente del género -Crotalus- muy ágil y venenosa, negra por encima y blanquecina por debajo. (2) (fig.) Persona astuta, peligrosa y cruel.

Lo primero que llama la atención de la definición de María Moliner es que no habla de mujer, sino de persona; y aunque, obviamente, cuando pensamos en una cuaima, pensamos en una mujer, creo que la cosa es más de actitud que de género. ¿O me van a decir que ustedes no conocen a ningún hombre cuaima? Pero a eso le podríamos dedicar otro artículo.

Entonces, vamos a lo que vinimos, ¿qué es ser cuaima? Para mi es una persona con un carácter fuerte, a la que le gusta tener el control, imponer su visión y, por sobre todo, crear temor en el cuaimiado. Ya lo decía Maquiavelo: "no quiero que me amen sino que me teman".

Pero por supuesto, como toda moneda tiene dos caras, no podría existir una cuaima sin un hombre al que le guste ser cuaimiado; y es allí donde se crea el mito de la mujer venezolana, y que mejor muestra que el personaje de Radio Rochela, Palomino Vergara y su esposa, para ejemplificar como es la relación cuaima/cuaimiado.

Es por eso que lejos de ser un término peyorativo, el calificativo de cuaima habla muy bien de la mujer venezolana; ya que, a diferencia de muchísimas sociedades latinoamericanas, asiáticas y árabes, nuestras mujeres no se dejan dominar fácilmente sino más bien terminan imponiéndose al machismo, solapado o directo, que existe en nuestro querido país.

Y tú, ¿quieres ser amada o temida?

Ciro

20 comentarios:

Anónimo dijo...

mmmm... y que dices de un hombre q a parte de ser machista, sea cuaima?!!

CIRO dijo...

Anonimo,

Ser machista y cuaima al mismo tiempo es terrible!

Leopoldo dijo...

Yo pensé que los dos estaban intimamente asociados.

Anónimo dijo...

como se ve q este site es de un hombre machista... solo ponen fotos de mujeres "Sharon Stone", "Natalie Portman..."

Anónimo dijo...

Me encantó tu texto sobre las cuaimas. Está muy bien escrito. Qué
grato
reconocerte en esas palabras y en esas ideas.

Hay varios estudios que plantean que la mujer latinoamericana funciona
como madre, más que como mujer de su pareja. La sociedad venezolana,
en
particular, es una sociedad bastante matriarcal. De allí que los
hombres
cómodamente se enganchen en esta figura infantil, protegida por una
madre
todopoderosa que provee todo lo que la figura masculina necesita.
Claramente en la relación madre-hijo se da una relación de poder bien
clara, una situación jerárquica en la que la madre permanece arriba y
el
hijo, dominado, abajo. Cuando el hombre venezolano asume su rol de
cuaimiado, refuerza claramente el rol de madre, de cuaima de la mujer.
Como
verás, estoy totalmente de acuerdo contigo y creo que el adjetivo de
cuaima
se relaciona no sólo con el rol de pareja, sino también con el de
madre.

A la pregunta con la que cierras tu texto, te cuento que no me parece
nada
grato ser temida, salvo en ciertas ocasiones. En realidad, creo que es
muchísimo más grato ser amada.

Un beso muy grande,

Laura

Anónimo dijo...

Por supuesto que quisiera ser amada, pero tambien me gustaria ser temida!!! y aunque parezca extrano, no me gustaria ser amada porque soy temida!!

Cirin, no se si le vez el sentido a lo que estoy diciendo???

soy anonimo, pero tu sabes quien es la cuaima que te escribe!!!

Ciro Pepe dijo...

Anonima cuaima,

Entiendo perfectamente lo que quieres decir, ademas que tiene todo el sentido del mundo...

Eso si es una cuaima pro: amada y temida!!!

Anónimo dijo...

Hoy escuchaba por televisión
a una
de las mujeres organizadoras de la campaña de Rosales y hablaba
justamente
del espíritu protector y exageradamente colaborador de la mujer
venezolana.
Obviamente esa participación tan exagerada en todo, si lo pensamos
bien,
puede ser muy excluyente y dominadora para el género masculino.

Laura

Anónimo dijo...

ser cuaima es bueno!!!... lo digo xq yo si soy una CUAIMA!!!!!.......

Anónimo dijo...

te digo algo, me gusto, me encanto, tu texto sobre las cuaimas, i lo digo por que soy una de ellas pero con la diferencia que creo ser la peor, bueno si no me cres preguntale a mi novio es mas hasta hasta mis amigos lo dicen, bueno te felicito por tu trabajo, pero te recomiendo que si te consigues una tratala como una reina por que eso es lo que somos las cuaimas ok...! "si soy cuaima y que"

Luisana dijo...

Quiero ser amada y no temida, el problema no es que las mujeres seamos cuaimas sino que los hombres son JEVAS, no se dan cuenta? son animales, no saben comunicarse y se manejan a través de la violencia y el engaño. Para aportar prestigio a esta imagen que oculta su temor hacia nosotras se hacen llamar machos, y nosotras elevando su imagen les creemos y los colocamos en el trono de machistas. En realidad son JEVAS, cobardes, brutos y llorones... no se sienten capaces de conseguir las cosas por las vías de la inteligencia. Contra todo eso, siempre la astucia de una cuaima, y la crueldad que ostenta la definición de cuaima, bueno, es el resultado del comportamiento animal de los presuntos machos o cuaimos

Sacha dijo...

Gracias!
Acabas de parar mi proceso de Cuaimatización, te juro no es fácil no caer en la tentación ya que los hombres algunas veces son tan irresistibles...

Te felicito por el nombre de el Blog, me inscribí por ti, ya que generalmente me ladillan estas vainas, espero no ladillarme se esta.

Pásala bién!

Francisco dijo...

Javier

Ni mujeres ni hombres deberian dominar a nadie, por lo tanto nadie deberia ser ni cuaima, ni machista, ni feminista; Dios nos hizo para amarnos, respetarnos y cuidarnos, amar a los demas como a uno mismo.

Francisco dijo...

Javier

Lo segundo es, mi esposa es mi ayuda idonea la mejor consejera que Dios creo para mi es ella, por eso la amo, decirle cuaima a una persona es un insulto, ellas son vasos fragiles y hermosos.

Anónimo dijo...

Bueno priemro que todos saludos a todos los usuarios bueno soy mujer y no estoy de acuerdo a que digan que las mujeres somos unas cuaima, unas cobras venenosas y todo por el estilo ustdes los hombre se creen con mucho mas derecho que nosotras y que son perfectos pues ustedes son mas cobras y venenosos que las muejeres por que son infieles y maschistas mujeriegos y todos los significados que tenga por el estilo pues yo tengo 13 años ustedese dicen que somos cuiamas desde la mas pequeñas hasta la más grande pues no somos personas iguañels que los hobre pero con tipos de cuerpos diferente y bueno y la smujers somos mucho mas inteligente qu elos hombre sin mas nada que decir me despido chao bye se cuidan atentemente: Luz Marina

Anónimo dijo...

SER CUIAMA ES SER LOCA, ABREN LOS OJOS CONIO!

http://pretencionesdiarias.blogspot.com/2009/07/la-pobre-cuaima.html

carlos dijo...

es una patologia psicologica... un transtorno inmaduro que presenta algunos seres y son felices como son.

Anónimo dijo...

Excelente artículo jaja, me hizo reir mucho. Yo, como buena Venezolana, soy cuaima. Pero también permito que mi novio lo sea ¿Y por qué no? todo debe estar equilibrado, como dicen por ahí "Lo que es bueno para el pavo, es bueno para la pava". Pero eso sí, para todo hay un límite, hay que cuidar lo suyo pero no exagerar en el intento...

Anónimo dijo...

Yo no soy Venezolana, soy Italiana pero soy cuiama de toda manera! Bueno asi me dice mi marido y a el le gusta ser cuaimiado tambien como buen Venezolano que es!

Erika Ortiz dijo...

me Me encanto este articulo... Tengo muchas amigas Venezolanas y todavia no conozco ninguna Venezolana que no sea Cuaima. Lol.