viernes, abril 25, 2008

TRIBU GLOBAL: Mi Experiencia en Chile

Fatboy se fue pa' Chile y nos cuenta su hsitoria...
El marzo pasado disfruté con mi familia de unas vacaciones en Chile, visitando las ciudades de Santiago y Valparaiso. Es imposible no comparar la situación actual de la tierra de Neruda con Venezuela, a pesar de que en 1 mes de estadía sería irresponsable realizar conclusiones sobre la situación de Chile, hubo algunos indicios que me hicieron reflexionar sobre el atraso en que nos encontramos.

El viaje fue principalmente de turismo, sin embargo dado que estuvimos cerca de 1 mes, pudimos compartir las vivencias del día a día de los chilenos. En mis próximos artículos para DCV, daré algunos datos sobre sitios turísticos que visitamos, por lo que este artículo está dedicado a las experiencias sobre la vida cotidiana de ese país. Por supuesto que la primera cosa que impresiona cuando un venezolano de estos tiempos “revolucionarios” sale del país son los supermercados, y no solo porque se consiga leche, huevos, pollo, etc; sino porque la oferta de productos es inmensa para todos los rubros, por ejemplo, solo en huevos existen como 10 marcas, cosa que nunca ha pasado en Venezuela (ni cuando se conseguían). Pero sinceramente me fastidia hablar de un tema del que todo conocemos sus causas y sus consecuencias, esta vez quisiera comentarles nuestro contacto con la “burocracia” Chilena.

Debido a que queríamos hacer por nuestra cuenta turismo de aventura, cuestión que ameritaba tener un carro (auto), le pedimos prestado un modesto Hyundai a un familiar. El “problema” era que el carro no tenía permiso de circulación vigente. Así que teniendo en mente el infierno venezolano a la hora de obtener un documento, fui pesimista para poder realizar los tramites en el tiempo que disponíamos. En la alcaldía me informaron que los requisitos para tener el permiso de circulación son la revisión técnica, el seguro de responsabilidad civil, los papeles del carro y por supuesto pagar el impuesto a la alcaldía.

Así que todavía pesimista, nos dirigimos a obtener el primer requisito: la revisión técnica. Lo primero que me vino a la mente fue que será esa vaina de la revisión técnica. Buscando en mi memoria, me acordé que por el año 86, en Venezuela el gobierno puso como requisito para la matriculación una revisión técnica, que se hacía en las bombas (estaciones de gasolina). Te revisaban las luces, y no me acuerdo que más.

La revisión técnica en Chile debe realizarse obligatoriamente una vez al año, como sucede en todos los países del mundo (menos en Venezuela), y consiste de una revisión de las luces, limpiaparabrisas, frenos, ruedas y gases del tubo de escape (de lo que pude ver). Lo realizamos en 10 minutos, porque tienen un galpón grande con varias líneas de revisión, con un servicio excelente, el cual lo realizan privados que el estado les hace una concesión (modelo diabólico para la ideología chavista).

El sentido de realizar una revisión técnica es evitar que circulen camastrones por las calles que pongan en peligro la seguridad de las personas y contaminen al medio ambiente. Sí en Caracas pusieran este requisito, saldrían de circulación una cantidad enorme de vehículos, pero como dijo un filosofo adeco: “no estamos en Suiza”, y los carros siguen circulando.

El otro aspecto que impresiona del tramite, es la cantidad de puestos habilitados por las alcaldías para obtener el permiso. Existe hasta una competencia entre ellas, para atraer contribuyentes. Así que el tramite final no tarda más de 5 minutos, y el impuesto lo puedes pagar si quieres con tarjeta de crédito (con dólares a 2.150 por supuesto). El seguro de responsabilidad civil se puede obtener al lado de los puestos habilitados por la Alcaldía, en donde puedes conseguir hasta 5 compañías de seguros, compitiendo en precios y servicio.

Así que en conclusión en menos de 1 horas obtuvimos el documento. Fue tanta la impresión, que lo comentamos a los familiares, y nos dijeron que en Chile casi todos los documentos se pueden obtener rápidamente, porque si no fuera así los Chilenos reclamarían por un servicio rápido y confiable. Me parece que el desarrollo de un país se puede medir por pequeñas cosas como el tiempo que le hacen esperar a sus ciudadanos para obtener un documento y el servicio que te prestan. En conclusión, en Venezuela estamos bien lejos del desarrollo.


Fatboy






11 comentarios:

Ciro Pepe dijo...

yo pensaba que estabamos cerca del primer mundo...pero en avion...

LuisCarlos dijo...

Chile está muy por delante del resto de los países latinoamericanos en cuanto a gestión gubernamental y Gobierno Electrónico.
Así que más que sorprenderte, podrías darle más difusión a esto a ver si un político por aquí entiende que la eficienia se traduce en votos.
Saludos!

Pope dijo...

Bueno uno se sorprende (en mi caso) por lo inculto y engreídos como fuimos criados en las época "ta'barato, dame dos"

A donde vayas te das cuenta de que vivíamos en un cuento, hecho por nosotros a nuestra medida, no podía haber nada mejor que nosotros a menos que fuera parte del primer mundo.

Mentira, ahora es que sobra segundos y tercer mundo que hace que Venezuela no pase de ser un chiste país.

Todavía hoy, hugo nos vende la idea que no hay mejor país que Cuba y Venezuela, que en el resto del mundo se vive peor, que en Venezuela debemos ser felices con lo que tenemos porque no vas a conseguir nada mejor ... y lo peor ... medio país se lo cree.

Jeanjovi dijo...

Fatboy, Venezuela está en franco y decadente deterioro, está involucionando, no solo en trámites buRRocráticos y administrativos, que desde que hay anarquía todo es mucho peor, sino en todos los aspectos...

Por ejemplo... recuerdo que cuando fui a Margarita en agosto 2007, por Costa Azul estaban sacando el cableado subterráneo, es decir, estaban "modernizando" esa zona -donde hay un campo de golf y 4 mil edificios nuevos producto de un lavado de dólares evidente que te cachetea- volviendo al cableado aéreo de hace 50 años...

Eso sin mencionar los autobuses caraqueños del año 50 que sacaron de las chatarrerías, con banderitas venezolanas y todo al más puro estilo habanero, en lugar de arreglar el humo que les sale a los metrobuses... En fin, mil cosas...

Con respecto a Chile, pues, no he ido nunca, pero conozco chilenos que viven en Barcelona, de hecho, compartí piso durante largo tiempo con dos y, a pesar de extrañar su tierra y tal, ninguno de los dos piensa volver, dicen que la sociedad está desorganizada, que hay demasiada diferencia entre los que tienen dinero y los que no tiene nada... Que aquello es un caos invivible... Ellos fueron en agosto y la impresión que se llevaron no fue buena.

Fatboy dijo...

Estoy de acuerdo contigo JeanJovi, a Chile todavia le falta, sobretodo si lo comparas con vivir en Barcelona, como todo en la vida todo depende del punto de comparacion, yo tengo amigos venezolanos viviendo en Chile, que se sienten muy bien en ese pais. Yo senti en el poco tiempo que estuve que estan tratando de hacer las cosas bien.

Gracias por el Comentario.

Fatboy

Anónimo dijo...

Hablando de gobierno electronico; han tratado de obtener la cita pasa sacar el pasaporte online??? Eso si que realmente es una pesadilla. Al final le terminas pagandole a alguien para que le la saque por otros caminos.

Anónimo dijo...

Este gobierno es electronico: POR LO VIRTUAL!!

Jeanjovi dijo...

Fatboy, yo también pienso, por lo que he escuchado, que Chile es una buena opción para el que quiera pirarse de Venezuela, es uno de los pocos países latinoamericanos que ofrecen un buen nivel de vida.

Al menos es una idea que tengo, pero no sé si será fácil adaptarse en Chile, tener un buen trabajo, casa y todo lo demás, porque Barcelona es una maravilla por mil razones, pero es bien difícil recuperar el estatus que uno tenía en Caracas hace unos 10 años...

Ulises Franco dijo...

Espero no equivocarme de colega…

¿Ciro Pepe? ¿EIM de San Bernardino? Si es así, pues que bien. Es Ulises y de verdad me alegra leerte, pana.

Siempre te gustó escribir y leyendo algunos de tu Blog no me sorprende que lo sigas haciendo y tan bien.

Me gustaría volver a estar en contacto con los viejos amigos... ya sabes, eso de la nostalgia postmoderna. Además, últimamente se ve poca gente inteligente, así que rescatar a los que uno sabe que si lo son es una cruzada envidiable.

No te digo que me busques es Facebook, ya que veo que eres un detractor de este medio que tiene a la gente medio enloquecida.

Bueno, escríbeme a Hotmail. De verdad que me gustaría retomar el contacto. Mi correo es mi nombre y mi apellido en Hotmail.

Saludos

Anónimo dijo...

En Chile, a nivel Sudamerica, se vive bien, se come bien (de hecho tenemos una tasa de obesidad que se ha ido incrementando a nivel alarmante), los mall's están llenos los fines de semana, hay autopistas de lujo.
Pero hay algo que no cambia ... la gente. Si tú le preguntas a un chileno (no a todos, obvio) como esta, siempre la respuesta es igual : mas o menos, aca tratando de sobrevivir ... de personalidad siempre gris, siempre el gobierno está mal, sin embargo no ven la calidad de vida que tenemos, no ven los tremendos avances realizados en los últimos años.
Ahora las calles están colapsadas con autos, cualquiera puede tenerlo, televisores plasmas, y comprar departamento es fácil, los bares están llenos.
Eso se extraña mucho de la gente que vive en centroamerica, el que siempre están alegres, de rumba ... lamentablemente eso no lo podemos pagar.

Anónimo dijo...

Sinceramente me parece casi de ciencia ficcion el relato de la experiencia con la revision tecnica. Tanto yo personalmente como todas las personas que conozco, es una verdadera tortura llevar el cacharrito a la revision tecnica, al menos en Santiago.