domingo, setiembre 28, 2008

Dos años hablando De Cualquier Vaina.


Lectores, fanáticos, amigos y enemigos de DeCualquierVaina:
Sólo queríamos compartir con ustedes que DeCualquierVaina ha roto con las estadísticas que dicen que más del 80% de los blogs sólo duran 18 meses.
Hemos llegado a 2 años hablando "guevonadas" de lo que sea. A veces hablamos en serio y sólo tal vez por eso hemos sido exitosos en mantenernos por todo lo alto. Muchas veces la Tribu Global es la que habla cualquier vaina, lo que es bueno porque nos permite echarnos y vivir de las rentas.

Fue en Septiembre de 2006 que empecé a escribir sólo y ya el día de hoy el pana Ciro se ha apoderado del Blog prácticamente. Ha sido un viaje donde hemos tenido más de 230.000 hits provenientes de muchos lados del mundo, tierras remotas, y de otros planetas (en este caso me refiero a la pana JeanJovi, antigua máxima fan del blog... Cómo te extrañamos !).

Les pongo un mapa de los últimas visitas:



Vergación desde Suráfrica !!!!

Así es la vida digital, te globalizas de la noche a la mañana. Nos hemos hecho famosos, la gente nos para en la calle, nos saluda, la inteligencia chavista nos persigue (nadie), tenemos franelas, calcomanías y hemos salido en portadas de revistas.

Pero no seríamos nadie sin ustedes y sin la Tribu Global. Les queremos dar las gracias y sigan sintonizándonos. Se lo rogamos !

El Pollo

PD: Que bueno está el caso de Antonini.

PD2: Que buenas las declaraciones del oficialismo, están de lo mejor en los últimos 10 años.

PD3: Que bien que Santana está de lider en las Grandes Ligas en promedio de carreras permitidas.




PD4: A ponerse las alpargatas que llegó el joropo de la recesión en el Imperio.





viernes, setiembre 19, 2008

“Mi Amor: Pórtate como un Ratón, como un Mono o como una Paloma”


Las noticias de la semana han sido deprimentes: crisis financiera gringa, caída del precio del petróleo, maletín chavista, aviones rusos violando nuestra soberanía, Chávez queriendo violar otras soberanías, etc. Pero la más impactante para una persona tan frívola como yo, fue la noticia relacionada con sendas investigaciones de la Universidad Emory en Georgia (EEUU) y del Instituto Karolinska de Estocolmo sobre la fidelidad y la infidelidad.

Según los investigadores del Instituto Karolinska, “el gen AVPR1a, gobierna un receptor que regula la producción del cerebro de una hormona que contribuye al comportamiento de apego con la pareja en ratones de campo. Hace unos años, científicos encontraron que al agregar copias extras del gen AVPR1a a los cerebros de ratones promiscuos, éstos empezaron a actuar de forma más monógama y a compartir más tiempo con su pareja. Un rol similar del gen ha sido observado en chimpancés.”

Por su parte los investigadores de la Universidad de Emory en su estudio descubrieron que “este gen logra activar en el cerebro un centro de gratificación neuronal en el momento de estar copulando, lo que genera en ciertos animales una conexión casi indisoluble. Posiblemente, esta sea una parte de la explicación del por qué los pingüinos, los cisnes, los loros, las cigüeñas, las palomas, las ballenas, los puercoespines, algunos lobos y uno que otro primate no se separan de sus parejas ni siquiera ante las situaciones más extremas.”

Lo interesante es que según el estudio 95% de los machos de las otras especies, no mencionadas en el estudio, carecen del fulano gen y, por ende, son más promiscuos que las hembras. ¡Sorpresa, sorpresa!

No soy quien para juzgar a estos pobres animales sobre su tendencia hacia la promiscuidad; mi preocupación acá es cómo estas investigaciones podrían cambiar para siempre nuestras las relaciones de pareja.

Imagínense que uno no se haya leído en bendito estudio ese y vaya llegando a la casa de la novia; y de repente la linda chica le diga a uno con esa voz de cuaima que a veces pone y que tanto nos gusta: “mi amor, hoy quiero que te portes como un ratón, como un mono o como una paloma; pero quiero que lo hagas ya…” Tengo que confesar que mi primera reacción seria: “¡Coño, coroné! Por fin vamos a hacer realidad esa fantasía sexual con la que tanto he soñado…” Pero la lectura en Nature del fulano estudio ese, me haría caer en cuenta que mi fantasía deberá esperar un tiempito más, mientras maree la situación.

Ojo, esta investigación no ha sido comprobada en seres humanos, pero por si acaso para satisfacción de mis queridas cuaimas, “existen resultados de un experimento en los que un promiscuo roedor de pantano se convirtió en un eximio representante de la fidelidad de pareja después de que se le introdujo el respectivo gen en el cerebro a través de un virus.” Y le pregunto a las chicas: ¿Le inyectarías en el cerebro este virus a tu pareja para garantizar que se porte como un ratón, mono o paloma? Y tu pillín: ¿Te dejarías inyectar?

Ciro










domingo, setiembre 14, 2008

Verdades Inútiles: Record de Salvados MLB



Francisco Rodriguez (K-Rod) bate el record de 57 juegos salvados en una temporada de Grandes Ligas, antiguamente en manos de Bobby Thighpen desde 1991. K-Rod juega para los Tiburones de la Guaira (para alegría de Rorro y el pana Ciro) en la Liga Profesional Venezolana de Beisbol. Primera vez que un venezolano tiene un record absoluto en una temporada.









miércoles, setiembre 10, 2008

Así Dijo: Al Pacino



"Si se hiciera una película de mi vida se llamaría la Historia de Dustin Hoffman. Cuando estábamos empezando De Niro, Hoffman y yo, éramos siempre confundidos. La gente nos tomaba al uno por el otro."




martes, setiembre 09, 2008

Extraño el Siglo XX

El otro día veía una foto de Gianluigi -mi sobrinito- y me decía: “coño, ojala que él estuviera creciendo en la Venezuela del siglo XX y no la del siglo XXI”. Y me lo decía, no por tirármela de retro, de anacrónico o de querer profesar que “todo tiempo pasado fue mejor”, sino simplemente, porque la Venezuela en la que yo crecí -no mucho, lo sé-; era un país con peos -como cualquier país en desarrollo- con inequidad social, con delincuencia, con pobreza, con corrupción; pero no joda, era una Venezuela de pinga, feliz, sin traumas, sin odios ni resentimientos, en donde había tolerancia y no te imponían formas de pensar, pero, sobre todas las cosas, era una Venezuela moderna.

Nuestra modernidad, o nuestro sueño de ella, -comprada por el excremento del diablo, por supuesto- era orgullo de todos los venezolanos: autopistas, puentes, rascacielos, aeropuertos, teatros, bulevares, centros comerciales, escuelas, hospitales, universidades y, hasta, becas para estudiar en las mejores universidades del mundo; nos permitían soñar con convertirnos algún día en primer mundo. Un sueño que no era tan desquiciado, si tomamos en cuenta que hasta hace sólo 30 años España era un país más atrasado que nosotros.

Pero, desgraciadamente, mi querido Gianluigi está creciendo en la Venezuela del Socialismo del Siglo XXI, donde el retroceso de la modernidad a la prehistoria nos ha tomado, poco menos de 10 años; una Venezuela donde el trueque y el regateo, como formas de intercambio comercial, nos recuerda que rodamos del tren de la modernidad aquel maldito 6 de diciembre de 1998.

Ciro