viernes, octubre 10, 2008

¿Perdonarías unos Cachos?


En mi artículo anterior hablaba del famoso gen, que poseen ciertas especies, que regula el deseo de permanecer con la misma pareja “hasta que la muerte los separe”. El feedback de los comentarios de nuestros lectores fue unánime: ni me dejo inyectar, ni inyecto el bendito gen de marras.

Como el maní es así, me adentré en una modesta investigación de campo -lamentablemente, no tan adentro como quería-, para indagar sobre la reacción de las personas hacia la infidelidad. Aquí trataré de describir lo que dijeron o hicieron mis panas -mujeres y hombres- con los que, con algún trago por delante, conversé. Porque sin alcohol la gente no confesaría algunas vivencias.

Primero que nada, hay dos vainas fundamentales; casi todo el mundo ha montado o ha sido victima de un cacho y tanto mujeres como hombres montan cacho por igual. Ya que el mundo es mundo, entonces la pregunta de rigor es ¿Perdonarías unos cachos?

Obviamente la respuesta es harto complicada y particular, pero se podría resumir en tres vertientes fundamentales: cachos justificables, no justificables –ojo, no es lo mismo justificable que justificado- y ser el cacho de alguien que le está montando cacho a su pareja.

Cacho justificable es: que tú por bolsa no te fuiste con tu jevita/culito/novia/esposa/arrejunte/machuque pa’ Margarita porque “tenías otras vainas más importante que hacer en vez de ir con la familia de la jevita pa’ Margarita”. Y resulta ser que la niña se fue de rumba, conoció a un pillín y, túquiti, te dieron en la nuca; te coronaron, pues. Pero la vaina quedó hasta allí, un one night stand, es decir, no pasó de una noche de copas una noche loca.

Cacho injustificable es: que la zángana al volver de Margarita se siga mandando mensajes de texto, correos electrónicos y tenga encuentros casuales con el pillín; es decir que la vaina se vuelva guachafita.

Ser el cacho de alguien es: ser la tercera persona en la ecuación, que incluso, se han visto casos, hasta pueden ser “panas” del cacheado o cacheada. En este caso perdonar el cacho -both ways- sería mucho más peluo, aunque uno nunca sabe.

Y a ti, ¿Te han perdonado unos cachos o los has perdonado?

Ciro







17 comentarios:

Ayer amante de fuego, hoy amigo fiel dijo...

Yo, por ejemplo, perdoné tiempo atrás al Pollo cuando empezó a ponerme los cuernos con Ciro... Al principio fue duro, luego entendí que lo de ellos no era una relación que pudiera trascender más allá del impulso irrefrenable de dos cuerpos macizos, bronceados y lubricados que no hacen más que cumplir con la ley de gravitación universal...
Hoy en día lo he superado, el Pollo sigue compartiendo conmigo las cosas espirituales de la vida como el punk rock, surf, bicis, skates y la revista playgirl. En cuando a sus impulsos irrefrenables de macho (pero no tanto) vernáculo, allí está Ciro Pillo para satisfacerlos, se les ve felices y yo, sinceramente, me alegro de corazón por ellos.
Hoy en día puedo decir con orgullo y con la media lágrima que en este momento amenaza con salir de mi ojo izquierdo de testigo que somos amigos los tres..

Ex-amante, hoy amigo sincero.

Anónimo dijo...

Buenísimo el comentario anterior!!
JA JA JA.

Solo aportar que ojos que no ven, corazón que no siente...nunca me he enterado que me montaran cachos (aunque por simple probabilidad y estadística seguro que pasó con alguna)
y si yo alguna vez lo hice - no me acuerdo ;-) - no se comentaría jamás....
Como decían en Radio Rochela, "nunca lo he hecho...ni lo volveré a hacer"
Abrazos a los Blogers.

Anónimo dijo...

al cornudo "le dieron en la nuca" a la mujer le dieron en la cu.....

Leo dijo...

Ya en sí, este artículo se convierte en una especie de sorvey para medir la sinceridad de aceptación del cacho. Eso lo veremos cuando ya no haya más comentarios por este artículo y verán cuántos anónimos vs. identificados habrán aceptando haber montado un cacho con sus nombres. Ver y esperar.

Leo dijo...

Sr. Ciro. Hay un punto en que no coincido con el artículo en un 100%.
Tenemos una jevita amiga mutua que cometió un cacho del género "injustificable" tal como tú lo defines, que fue de lo más "justificable". Salió una vez con el pillín. Luego siguió viéndose con el mencionado pillín y terminó casándose con el pillín. Y lo peor, con la aprobación de un pana de la jevita que hizo todo lo posible para que siguiera montándole el cacho "injustificable al novio".
Por si aún no sabes quién es jevita amiga en común, te doy una pista para que la ubiques: el pillín soy yo y el pana de la jevita eres tú.
Entonces, ¿ese cacho era 100% injustificable?

Leo dijo...

P.D.: Y eres tan sin vergüenza que hasta que hasta le prestaste el futton a la jevita para que estuviera con el pillín. Eseo sí estuvo 100% justificable.

Anónimo dijo...

Mientras te monten cachos y los panas no se enteren no hay problemas porque lo que duele es el chalequeo. No puedo imaginar al que le montaron al pobre Bob Abreu, porque esos fueron unos cachos trasmitidos internacionalmente. Y para finalizar una reflexión: "un hombre sin cachos es un animal indefenso, así que chicas ayudennos"

Cabeza

laura perez dijo...

Quien en algún momento de su vida haya decidido montar un cacho es muy probablemente una persona absolutamente FIEL a su YO, pronombre que debe ocupar siempre el primer lugar en nuestras vidas (no por nada ocupa el primer sitio en la lista de pronombres).
El "pillín" es una persona con muy buen OJO para las oportunidades; así es la vida, no todos tienen la misma capacidad para ver y apreciar.
Siguiendo la Real Academia de la Lengua Española "zángano" que se define como "persona floja, desmayada y torpe" podría ser el adjetivo no para el individuo fiel a su YO, sino para aquel a quien le montan el cacho, pues es bastante probable que la causa del cacho se relacione con la flojera, el desmayo y la torpeza, ¿o no?

Testigo de Cacho Justificable dijo...

Una vez un pana A vio a la novia B de otro pana pana C montandole cacho.

El pana C, termino con su ex B. Pero le parecio que el cacho no era justificable.

La ex B seguia con un piston y fue a buscar pelea y el pana C, decidio planificar una filmacion.

El pana C le echo un polvo de pelicula y quedo grabado y luego llamo como 10 panas para que veriamos como lo hacia con su ex B.

Esto fue veridico, y todos los casos fueron justificables.

Yo como buen vouyeur me parecio un buen video.

Anónimo dijo...

ciro tienes que ser pargo..

Ciro Pepe dijo...

A todos gracias por los comentarios!

Ya vemos que los cachos alebrestan a los/las pillines.

AAFHAF,

Se ve que eres una persona muy abierta, pero por Detroit!

Anonimo 1,

Eres rolo 'e pillin, deberias conocer a AAFHAF...

Anonimo 2,

Usted es un poeta, carajo!

Leo,

Mis respetos; usted es el unico bolsa que se casa con la jevita de quien usted es el cacho. Jonron Bro! Yo siempre trate de salvarte de esa cuaima!!

Cabeza,

El ejemplo de Bob no puedo estar mejor para argumentar tu punto.

Laurita,

Te quiero de mi lado si me descubren montando cachos pa' que marees a la cuaima con eso de ser "fiel a tu yo"; porque voy a necesitar un pelin de ayuda pa' explicarlo.

TCJ,

Usted debe ser ingeniero o algo asi, porque esa ecuacion esta del carajo. Por cierto, mandeme ese video, estoy pending!

Anonimo 3,

El plomo me nutre!

Anónimo dijo...

Porque el ejemplo fue dado con una mujer y no con un hombre??

Creo que luego de encasillar el pecado, ya no da raton moral.

Que vivan los cachos!!!

honesto dijo...

Creo que todos son unos hipocritas que se la dan de abiertos, yo no perdono unos cachos ni justificables ni no justificables.

Jeanjovi dijo...

No, no y no.

Jamás he montado cachos y por eso jamás lo perdonaría, así que quien me los monte ha de ser demasiado discreto porque si me doy cuenta o si se descubre él solito -cosa que a los hombres se le hace estúpidamente fácil- se acaba todo, sin posibilidad alguna de reconciliación, he perdido la confianza en él y creo que es la base de todo, por lo tanto, no confianza, no relación.

He dicho.

abogado del diablo dijo...

no se si perdonaría unos cachos y si montaría cacho; habría que estar en la situación para ver como se reacciona.

Anónimo dijo...

Yo simplemente digo lo que la vida me ha mostrado en carne ajena (gracias a Dios).

Si alguien te traiciona una vez, lo hara 3 veces mas...

Anónimo dijo...

De locos los anteriores comentarios:
Miren esto ..
Dice que una vez habia un pollo que pisaba a todas las gallinas y en un arbol de arriba habia una lora que miraba lo que el hacia y de pronto fue tanta la curiocidad de la lora que se cae del arbol y el pollo penso que era una gallina y fue enseguida y le piso y que creen aprendio la lora a ser ???