martes, mayo 20, 2008

TRIBU GLOBAL: Los chamos

Tenemos una nueva integrante de la Tribu Global. "Aguasanta" sigue lo que empezó "chrissyglue" con el tema de la maternidad.



Leyendo lo que escribió la "hermana" de Michelle , pensé en "El Pollo". Así como ella nunca se vió con un bebé, la verdad a él tampoco me lo imaginé con un bebé. Aún lo veo con un balón de fútbol y explicándome matemáticas: Materia que siempre odié, que esquivé al estudiar publicidad, carrera que amaba (la inspiración, los comerciales, el trabajo de mercadear productos), pero por cosas de la vida terminé trabajando, estudiando administración, trabajando como gerente de crédito y cobranzas y viendo números todo el día.




Cuando me dijo que iba a ser papá no se imaginan cuanto me alegré, me sentí como cuando vivíamos en la "cuadra". El recibir esas noticias me transportó al pasado, donde por cierto nunca tuve "amigas", siempre me rodeé de varones los cuales me contaban todos sus secretos, confidencias, buenas noticias (como esta del bebé) y para mi eran como los hermanos que nunca tuve.



Coincidentalmente, a la par de esta noticia alegre, me llamó una amiga desde España, para decirme que para estar con su bebe se había empecinado en trabajar medio día, lo que resultó ser toda una tragedia porque llegaba estresada del trabajo y medio histérica. Adicionalmente el chamo se la pasaba chillando por un lado y ella también por el otro. Era como si se hubiese esmerado demasiado en cambiar hábitos y su forma de vida para lograr un poco de balance y felicidad.


Luego de tener dos chamos (uno de 1 añito cumplido y otro de 5), salir todos los días a trabajar como muchas otras mujeres, gozo de un buen puesto, buen salario relativamente que nos permite darnos gustos, y disfrutar al máximo todos los los momentos con mis chamos y esposo, sin dejar de sentirme exitosa en mi vida profesional.


Mi amiga contrastó su vida con la mía y me preguntó ¿cómo podía lidiar con el trabajo y la familia a la vez?


Creo que el "truco" es tratar de llevar el mismo tipo de vida (no puedes llevar el mismo ritmo ! ) de cuando eras soltera. Debes seguir saliendo a cafés, restaurantes y fiestas. En mi caso no es tan seguido pero no dejo de hacerlo. Eso si, me llevo a mis chamos para todos esos lados y disfruto con ellos todo lo que pueda. Obviamente, ya no voy a discotecas (con los chamos) pero todo en la vida tiene su momento.


Lo que si cambia es ese sentimiento de protección, de estar en tu oficina y saber que tu bebe está enfermo y no poder estar con él , de salir a un centro comercial y sin querer estar pendiente de tiendas y sitios para tu bebe, si el café tiene o no silla de bebé, si no hace frío, si en la casa de la playa donde vas hay mosquitos, si hay agua potable, etc. En ese aspecto, es algo distinto, antes uno esta pendiente de uno mismo, si acaso.


Por último una anécdota reciente, estabamos de vacaciones y le dije a alex (mi hijo mayor de 6 años) que iba a empezar el show de Barney, me dijo que no queria ir que fuera yo con gabriel (hijo menor) porque él queria ver hombres de negro con su papá. Mi bebe está creciendo !


A mi amiga, al Pollo y a otros padres les recomiendo que disfruten cada momento posible con sus chamos y tengan vida social.



Los hijos crecen muy rápido.


Aguasanta




5 comentarios:

El Pollo dijo...

Aguasanta,

Gracias por el dato lo pondré en práctica.

Si me dejan.

Anónimo dijo...

Aguasanta, me siento totalmente identificado con tu artículo, solo que mis chamos son de 6 y 3, pero el cuento de Hombres de Negro me pasó igual hace como 2 semanas (con la misma película por cierto). Solo te comento (si es que aun vives en Venezuela) que mi única preocupación es la violencia del país. Me produce angustia pensar cuando mis hijos sean adolecentes y tengan que salir, rumbear, etc..., porque nos hemos acostumbrado y nos parece normal 50 muertos por lo mínimo cada fin de semana (en Irak tienen una media mas baja y están en guerra).

Cabeza

aguasanta dijo...

Hola : gracias por responder, realmente es una preocupación de todos la inseguridad en nuestro pais, sin embargo nunca perdamos la FE en que vamos hacia un futuro mejor y que lo podremos cambiar.

Anónimo dijo...

Que bueno la gente que tiene esperanza sobre el futuro de Venezuela, aunque me parece un poco naive su forma de pensar...Y esto va a modo de ejemplo:

Mi hija estuvo muy enfermita la semana pasada y tuvimos que entrar dos
veces a emergencia de la clínica. Una de las veces entró con
dificultad respiratoria y para nebulizarla tenían primero que abrirle
la historia, pero para abrir la historia necesitaban que yo tuviera en
mis manos una credencial de mi esposo (titular del seguro),
preferiblemente la cédula de identidad. Pues, no aguanté... me puse a
llorar como una loca en la mitad de la clínica con mi hija que casi ni
respiraba y les dije a gritos en mitad del pasillo que yo odiaba a
Chávez, pero que ojalá que les cerrrara toda mierda. Total si igual ya
las clínicas no funcionan, qué más da? Bueno, gracias a Dios ya
está más recuperadita. Le hicimos tratamiento en casa y yo he estado
de enfermera.

LP

Anónimo dijo...

Quien te manda no ir a un hospital?