martes, enero 15, 2008

¡Oh, Futton!


Hoy le damos la bienvenida a la Tribu Global a Il Postino, un colectivo integrado por una pareja -lingüista ella y periodista él- que, de ahora en adelante, se transformarán en colaboradores de esta tribuna colectiva. Y para comenzar, chalequean a este servidor; que lo disfruten!

Desde el pasado 12 de enero de 2008, el futton de Ciro ya no está en casa. No sabemos si para siempre. En principio pareciera que sí. Pero, para quienes conocimos en carne y hueso los beneficios y los maleficios de ese célebre mobiliario, en la memoria nos queda futton para rato. Pero más que una apología al futton, este momento es ideal para dar un homenaje y una disculpa a todos aquellos que, queriendo o sin querer, construyeron la historia del futton.
En primer lugar, a la persona que le donó el futton a Ciro, que sin su valiosa colaboración no hubiera sido posible todo lo que ahora podemos recordar.
A quienes en medio del cansancio vieron en él una cama.
A los refugiados que no tenían donde pasar la noche.
A quienes se ahorraron unos dólares para no pagar un hotel.
A quienes comieron arepa en el futton.
A los mártires que resistieron los dolores de espalda provocados por el futton.
A quienes lograron mantener el equilibrio sin pararle bola al desnivel del futton.
A los borrachos que disfrutaron el futton como si fuera una cama confortable.
A los y las transeúntes que pasaron por allí.
A los enamorados.
A las visitas intempestivas.
A los que lo rompieron.
A los que hicieron lo imposible para que no se rompiera (caso imposible).
A todos los glúteos que se apoyaron en él.
A todos los que formaron peo en el futton
A los que se reconciliaron en él.
A toda la diversidad cultural que pasó por allí.
A los que vieron TV en el futton.
A las que disfrutaron de él más que otras.
A los que tomaron fotos de gente en el futton.
A Ciro, por todos los años que aguantó dormir en él.
Y por último, a los que botaron el futton.

A todos aquellos que se vean retratados en alguno de estos grupos a los que se rinde homenaje, mil gracias.
La invitación es que cada 12 de enero se celebre la fiesta mundial futton, entre todas las personas que allí dejaron parte de su historia y tienen algo que recordar o algo que olvidar, algo de que arrepentirse o algo que repetir, algo de que reírse o de que llorar (como un dolor de espalda, por ejemplo).
A todos un reconocimiento sincero por la experiencia de haber dado una parte de su historia al futton.
¡Viva el Futton!


Il Postino



13 comentarios:

Ciro Pepe dijo...

Ruben Escobar fue el donante de esta pieza de coleccion que ahora se encuentra en el museo del imaginario colectivo

Anónimo dijo...

En ese futton hice el amor por primera vez!!! :-)

Anónimo dijo...

que romantico te dejo ese futton...no lo hubieras botado!

Anónimo dijo...

Bicho ese futton.......
Ese futton tiene una carga sentimental muy grande. Ese bicho olio nuestras derrotas electorales, el alcohol destilado de la tomadera, y al escatologico de JFC, etc
Y por razones que ya sabes tengo que firmar anonimo.
Anonimo

Anónimo dijo...

Yo vi a Dios en ese futton!!

Anónimo dijo...

Leo tienes cara de algo raro en ese futton...

Anónimo dijo...

Leo vio al diablo en ese futton...

Leo dijo...

El diablo estaba detrás la cámara que tomó la foto y fue el mismo que me prestó ese futton para dormir allí.

Ciro Pepe dijo...

Gracias a todos/as que contribuyeron con la historia del futton!

En el nuevo se empezara a escribir historia...

MAS METIO QUE UNA GABETA dijo...

ese futton olia a meao

Flakitissima dijo...

Hola Zero Pipi! Saludos de Gabriela desde los Altos Mirandinos. Tu futton me puso a pensar en el puff de Rómulo.. quien en estos momentos sufre porque La Guaira pierde 4-2 con Cardenales en el 8vo.
Suspendo esta habladera para informarte que empataron..
Abrazos y besos llaneros! :-D

Anónimo dijo...

Leo, estas en una cama entre dos mujeres que estan buenisimas. Como lo logras, con lo feo que eres????

quesoman dijo...

los funerales de un futton se celebran con un buen entierro!