viernes, septiembre 28, 2007

¡Son Unos Hijos de Buda!


Es un país rico con un pueblo pobre. Tiene petróleo, gas natural, acero, carbón, piedras preciosas y madera. Produce arroz, maní, caña de azúcar, cemento, pescados y mariscos.

El militar gobernante le cambio el nombre al país, ahora quiere hacer un referéndum para cambiar la constitución y así perpetuarse -aun más- en el poder y controlar -aun más- las instituciones de la nación.

Los medios de comunicación opositores han ido cediendo uno a uno. La oposición organizada es casi inexistente. Los que protestan contra el régimen son considerados esbirros del imperio. Las autoridades no quieren que periodistas y observadores internacionales vean lo que ocurre en el país.

Desde que comenzó el actual gobierno, la situación de salud y educación ha empeorado. La mortalidad infantil es una tragedia nacional. El número de personas contagiadas con el VIH es alarmante.

El gobierno quiere tener el control total de las escuelas y universidades porque las considera focos de disidencia y subversión.

El gobierno quiere crear nuevas ciudades en lugar de ocuparse de las existentes.

El presidente dice que el país será invadido por una potencia imperialista.

Las autoridades son poco tolerantes a la crítica y a la disidencia, tanto interna como externa. Los que se oponen al gobierno son considerados traidores a la patria.

Los pobres han empezado a quejarse y a protestar porque, hoy en día, se consideran más pobres. El gobierno promete represión a las protestas; de hecho, la represión brutal ya comenzó.

Los funcionarios gubernamentales se enriquecen a costa de la pobreza nacional.

China es el principal socio comercial y aliado del régimen.

El 89% de la población es budista, por ello son considerados unos hijos de Buda. Los monjes budistas son la única esperanza de la remota nación de Myanmar -antigua Birmania- para poder derrocar al cruento régimen militar que gobierna a este país del sureste asiático desde hace más de 40 años.

La represión a las protestas pacíficas de los monjes budistas ha cobrado, hasta los momentos, la vida de 15 personas. Las protestas empezaron en el mes de agosto después de que el aumento de los precios de la gasolina, trajo como consecuencia un incremento en la mayoría de los bienes de consumo básico.

El Consejo de Seguridad de la ONU hizo un llamado a la junta militar para detener la violencia contra la población civil.

Ciro

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Berta primo!!

Por un minuto pensé que estabamos hablando de Venezuela...
No podemos negar un gran parecido ¿verdad? Salvo por que la religión es budista en vez de cristiana el resto es clavao!

Francisco

Reinaldo dijo...

Has logrado tu cometido.
Excelente y espeluznante.

Saludos,
Reinaldo

Anónimo dijo...

Tomado de El Universal:

Redes secretas de ciudadanos periodistas disidentes que operan bajo las narices de los espías del Gobierno militar en Myanmar dan al mundo visiones sin precedentes de una de las mayores protestas contra la Junta Militar en dos décadas.

En uno de los Estados más cerrados del mundo, que censura a los periodistas extranjeros, gran parte de la cobertura mundial de los medios proviene de reporteros exiliados en países como Tailandia e India y de sus contactos clandestinos en el interior, reveló Reuters.

El contraste con el último gran levantamiento en Myanmar, en 1988, no podría ser más rotundo. En ese incidente fueron asesinadas 3.000 personas a manos de soldados que dispararon contra multitudes, pero pasaron días hasta que las noticias, y ni qué hablar de imágenes o videos, vieran la luz.

Mientras las tropas lanzaban tiros de advertencia a las multitudes en Yangón el miércoles, "periodistas ciudadanos" furiosos, mezclados en las masas, enviaban imágenes y videos a cadenas como CNN y BBC.

Aparte de los centros de noticias disidentes, la única fuente de información en Myanmar es la controlada prensa estatal.

Desde el inicio de las protestas contra el alza del precio de los transportes, el régimen militar ha reducido considerablemente el acceso a Internet.

"Los jóvenes saben cómo escapar al control en Internet", dice el opositor Aung Din.


Los "periodistas ciudadanos" se han encargado de desenmascarar el estilo de vida lujoso de los generales birmanos, mostrando en Google y en YouTube videos de sus mansiones y el boato de las bodas de sus hijos, en especial el matrimonio de la hija de Than Shwe, líder del país, cubierta de diamantes.

Ciro Pepe dijo...

Tomado de Tal Cual:

La corresponsal del diario español ABC reseñó que los blogs y las imágenes obtenidas mediante teléfonos móviles se han convertido en la más directa fuente de información sobre las protestas contra la Junta militar birmana. La difusión en todo el mundo, en tiempo real, de impactantes imágenes y testimonios de primera mano de la represión, ha obligado al régimen a desconectar líneas de telefonía móvil y a cerrar numerosos cibercafés de Rangún, en un intento de restringir el acceso a la información sobre los acontecimientos. "A todo el mundo. La cosa está muy mal. Por favor, que alguien haga algo por nuestro país. La ciudad parece una zona de guerra. Acabo de escuchar unos 50 disparos. Y sin embargo, la gente no abandona las protestas, y cada vez más gente está saliendo a la calle". Ésta era la narración ayer de un habitante de Rangún a las 16:12 hora local en uno de los blogs más activos, kohtike.blogspot.com.

Ciro Pepe dijo...

Francisco, Reinaldo,

Gracias por los comentarios!

Saludos

Fernando dijo...

El gobierno no condena la represión en Birmania, la ABN no toca el tema, y el silencio en la blogosfera oficialista da asco....

Jeanjovi dijo...

Es verdad, el parecido es asombroso. Chimbo.

Yo he tenido experiencias medio budistas, es decir, he asistido a charlas y cursos, he intentado aprender a meditar, pero sin éxito porque me distraigo pensando en cualquier cosa, en fin, que lo poco que sé de los budistas me basta para concebirlos como gente pacífica, que prefiere pensar positivamente para ser felices y permanecer inalterables ante las fatalidades... Sin embargo, la situación los supera y se manifiestan, increíble... Así será...

Quizás esto (de Birmania) reviente más temprano que tarde; ojalá, a ver si sirve de escarmiento al innombrable, aunque esa palabra no existe en su enfermo cerebro.

Gaby Gaby dijo...

Que bueno que un pueblo decida -finalmente- alzar su voz contra la represión!! liberarse nunca será fácil y mucho menos cuando hablamos de un país que tiene tantas posibilidades de ingreso...
La independiencia cuesta trabajo voluntad y vidas!!! Al menos ellos ya cayeron en cuenta de eso y han empezado a revelarse... en cambio nosotros aún seguimos en el sueño eterno...tanto que nos falta para llegar ahi

Anónimo dijo...

QUE VERGUENZA VENEZUELA

guayi dijo...

si hay algún parecido, es mera coincidencia...
yo sigo con fe...
estos ya tienen 40 años con esto y nosotros?

terrible realidad.

Ciro Pepe dijo...

Tomado de El Universal:

Miles de activistas protestan en Londres contra la represión de Myanmar

Londres.- Ataviados con bandas rojas en la cabeza, miles de manifestantes recorrieron hoy el centro de Londres para protestar contra la represión a la que la Junta Militar birmana ha sometido a los monjes budistas que piden la democracia y recordar a las autoridades de ese país que "el mundo las está observando", informó Efe.

En una marcha coordinada por la organización Amnistía Internacional y por la Campaña por Birmania en el Reino Unido, unos 10.000 activistas, según datos de la agencia local de noticias Press Association (PA), mostraron su apoyo desde la capital británica ante la situación de crisis que se vive en Birmania (Myanmar).

Con los lazos rojos en señal de solidaridad con los monjes budistas que piden en Birmania el fin del régimen militar, los manifestantes comenzaron su protesta en la galería de arte Tate Britain para continuar hacia la plaza de Trafalgar, donde se llevó a cabo un mitin en el que intervinieron, entre otros, Irene Khan, la Secretaria General de AI.

Esta organización pro Derechos Humanos considera que al menos 1.000 personas han sido detenidas tan sólo en Rangún desde que la Junta Militar decidiera disolver las protestas de forma violenta, y que son "muchos más" de diez los muertos a consecuencia de esa intervención.