viernes, febrero 23, 2007

Jala Pero No Te Guindes

La leyenda cuenta que en la época del primer presidente de nuestro país, general José Antonio Páez, los aduladores, que querían congraciarse con el caudillo, se sentaban a su lado y comenzaban a halar el mecate de la hamaca -donde él yacía plácidamente- para mecerlo. Esto derivó en el sustantivo jalamecate. Con el pasar del tiempo, quizá debido al machismo -solapado o no tan solapado- de nuestra sociedad, la frase se transformó en jalabola; en otros países se conoce como lamebotas o chupaculo. Lo que ha permanecido incólume es la frase: jala pero no te guindes, porque funciona tanto para el mecate como para las bolas.



Esta linda anécdota histórica viene a cuento porque reflexionaba el otro día sobre lo difícil que debe ser estar al lado de Hugo -the- Boss y resaltar con luz propia para ser tomado en cuenta para un ministerio o instituto “autónomo”.

El primer tipo de jalabola, no solo debe calarse los discursos y cadenas interminables, sino que también debe tomar nota de alguna de las “ocurrencias” del susodicho para al día siguiente hacer una declaración estrambótica relacionada con la “ocurrencia”. El segundo tipo se limita a los gobernadores y alcaldes que tienen una competencia de jalabolismo para ver quien tiene más vallas con la foto del Boss dentro de su territorio –sería bueno saber qué va a pasar con nueva Ley de Ordenamiento Territorial, porque más de uno va a quedar guindando, pero en el mal sentido del término-. En el tercer grupo se encuentran los jueces que interpretan las leyes según los designios del Boss para darle carácter legal al autoritarismo. En cuarto lugar están los que hacen alguna lista maligna para marginar al resto de los mortales que no pensamos -a Dios gracia- como ellos. Y por último están los que tienen su propio programa de televisión diariamente en las noches y se dedican a cantarle, recitarle y, por supuesto, jalarle al Boss.

Lo cierto es que no envidio para nada a estos personajes, ya que su vida debe ser muy estresante por lo difícil que es en esta nueva Venezuela destacarse con luz propia; sobre todo después de lo que dijo el ministro de educación “la educación no es un modo de ascenso social”; lo que le falto decir fue: el único modo de ascenso social es el jalabolismo.

Ciro

17 comentarios:

Priss dijo...

Lo que no se puede negar es que este es un gobierno "sincero". Ellos dicen la verdad sin destapar la olla completamente, que el pueblo sea bruto y no sepa leer entre líneas no su culpa. Claro, precisamente es un pueblo ignorante lo que buscan al menospreciar de esta manera la educación. ¿Qué más podíamos esperar del gobierno del jalabolismo?

Anónimo dijo...

Muy bueno Ciro,
tan triste como tan cierto.
Reinaldo

Oscar dijo...

También he escuchado que el término "jalar bolas" viene de la época de Gómez, cuando los presos en La Rotunda eran encadenados con “grillos”, pesadas bolas de hierro adheridas por una cadena al tobillo del reo. Se dice que los presos más pudientes conseguían, mediante pago o simplemente por imposición, que otros con menos jerarquía les llevaran y cargaran las pesadas bolas para que pudiesen caminar con más comodidad.

El Pollo dijo...

En la historia fabulada cuenta que fue a Bolivar que le mecían el chinchorro. Bueno, esto debe ser un cuento folklorico, lo que sí parece ser cierto es que mecían al chivo que más meaba en ese entonces.

Con respecto a las vallas, en Enero viajé de Puerto Ordaz a Maturin y mi primo, mi esposa y yo estábamos cagados de la risa con las vallas de Chávez: Con casco viendo planos (Chávez el Ingeniero), con traje y corbata mirando el horizonte (Chávez el visionario), con las manos en alto y de rojo (Chávez el revolucionario victorioso) y muchas otras con disfraces de cualquier tipo menos con su verdadera ropa camuflageada y cara de militar dando órdenes que es lo que realmente es (ojo, ser militar no es malo). Lo bueno de todo, es que es la gente se come el cuento, a esa empresa que le maneja la imágen a Chávez hay que darle el crédito.

Cabeza dijo...

Si mal no recuerdo en Costa Rica le dicen "lavabolas"

Anónimo dijo...

Creo que se olvidó mencionar los vestiditos de verde con estrellitas y solecitos que son los que más le gusta jalarle las bolas a mico-mandante, y por supuesto llenarse los bolsillos con los reales del pueblo para sus yates y casitas de campo

Anónimo dijo...

Que triste la realidad venezolana :( yo prefiero historias como la de la "cuquita" aunque sean asquerosas :)

Anónimo dijo...

Ciro,

Como siempre... Excelente reflexion.

CIRO dijo...

Gracias por los comentarios!

Las leyendas urbanas algo de razon tienen. Como dice el Pollo, lo importante es que los chivos estan rodeados de jaladores. Y el cuento de Oscar tiene sentido tambien. Lo importante es no guindarse...

PD Yo tambien prefiero la cuquita, pero en un pais donde podamos hacer lo que queramos sin tener que jalar y sin que nos imponga lo que a otros les parece de pinga...

El Pollo dijo...

Groseros, Esto lo leen menores de edad también !

Anónimo dijo...

QUE??? yo pense que era "R-rated" con todos esos topicos y comentarios...

Anónimo dijo...

Ciro,
Como siempre me gusto lo que escribistes, pero olvidastes el 5to tipo de "jala bolas". Seria el "jala bolas" internacional. Tipo Kichner o Lula, que lo defienden en contra el imperio del mal para garantizar el bozal de energia, pero se hacen la vista gorda con sus relaciones con Teheran (entre otras cosas).
Valeria

Anónimo dijo...

Y cual es la historia detras de "Chupar Medias"?????

CIRO dijo...

Tienes toda la razon mi querida Valeria!

Jeanjovi dijo...

En primer lugar, no creo que el gobierno venezolano sea "sincero", para nada, es más bien cínico, malintencionado y mil cosas más (negativas todas).
Y en segundo lugar, los únicos que viven bien en Venezuela son los jalabolas del gobierno, eso está clarísimo. Lo malo es que muchos de esos jalabolas no pueden vivir con el cargo de conciencia que les genera ser tan corrupto y delincuente, aunque para las leyes venezolanas eso quede impune. Mucha gente todavía tiene aquello que llaman "conciencia".
Ojalá algún día la soga se reviente.

Anónimo dijo...

si la soga se revienta el que iba a ser ahorcado queda vivo? nos conviene eso?

Ganjahman inna Babylon dijo...

EL CHINO FROM LOS TEQUES DICE:::

De unos meses para acá, una inmensa epidemia de jalabolismo se desató entre la población chavista de Los Teques, pero ya el Boss no es el único al que le mecen el chinchorro. Yo ya estaba acostumbrado a oír a los jalabolas de Chávez, pero ahora está de moda jalarselas al pana Diosdado, gobernador del estado Miranda.

Es ahora muy común ver en los periódicos regionales a la gente que habita esos barrios decir que el coñuemadre es el alcalde (yo los apoyo), pero que el gobernador es de lo más lindo y bello.

Es todavía más común oirlos decir que Chávez y Diosdado son buenos gobernantes, pero que están rodeados de raticas que no les dicen la verdadera situación en la que esta el pueblo mesmo, es decir, en el chasis.

Esto no puede ser más jalabola ¿o me equivoco?. ¿Acaso estos panas gobiernan desde Suiza y llaman en la noche para acá para preguntar: ¿Cómo está la vaina por allá? De la casa del gobernador a la gobernación todo está vuelto verga, así que por muy oscuro que sea el papel ahumado de la Hummer H3 del pana, algo se debe ver pa fuera.

Buehh, en fin. Me imagino que esto debe ser un alivio para la salud testicular de Hugo, a quien ahora le salió un emergente para recibir estos templones bolares tan contundentes. Al menos aquí en Miranda, los rojo rojitos jalan y se guindan. Llamen a un urólogo por favor!!!!


CHÚPATE ESA MANDARINA